lunes, 25 de noviembre de 2019

Encuentro: Caminando Juntos Febrero 2020


Itinerario 2020


Con Jesús renace la Esperanza


¿No les pasa muchas veces con algunos lemas, que dicen algo que esperamos pero al mismo tiempo, de tan esperado no terminamos de aprovechar su profundidad y oportunidad?

Cuando los discípulos de Emaús caminaron con Jesús y al partir el pan lo reconocieron, lo que hallaron fue otra oportunidad. Cuando Pedro escuchó a Jesús preguntarle si lo amaba, lo que encontró fue otra oportunidad. Cuando María y Juan escucharon a Jesús en la cruz que les decía que se tenían como Madre e hijo, lo que encontraron fue otra oportunidad. 
Cuando José en sueños escuchó al Ángel, se encontró con otra oportunidad. Cuando Jesús nació, nos dio otra oportunidad, y con su resurrección hizo plena esta oportunidad.
Nuestro Dios, el Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, es Dios de oportunidades. La Esperanza que despierta su amor en nuestros corazones es oportunidad constante de encuentro con su Amor, para que una vez en nosotros, nos animemos a construir su Reino.

Celebrar la Navidad, celebrar la Pascua, festejar Pentecostés y todas las fiestas de la Iglesia, es disponernos a la oportunidad.
En tiempos de Black Friday, Black Monday  y el black que quieran, con todo el mundo desesperado por encontrar la oportunidad; nos pasan por delante de la vida las oportunidades del Dios de la Vida sin darnos casi cuenta.

Con Jesús renace la Esperanza.
Una vez más la oportunidad de poner a Jesús en el centro de nuestra historia, está “al alcance de la mano” (así, como un slogan publicitario).

A nosotros, catequistas, sacerdotes, religiosos, obispos, agentes de pastoral, pueblo de Dios, nos toca abrazar esta oportunidad. Y abrazarla es poner en movimiento nuestra creatividad e inventiva, nuestra oración y escucha. Estamos llamados a encontrar modos nuevos para un mundo que ofrece oportunidades vacías. La llegada de Jesús es la “oportunidad”, es Dios con nosotros siendo uno de nosotros, llenando nuestra vida para llenarla de su Amor.

Y nos toca no callar aquello en lo que hemos creído, visto y oído.
Entonces, somos llamados a agudizar las ideas y las estrategias de nuestra tarea evangelizadora, para que sin apartarnos ni una línea de lo que encontramos en el Evangelio, descubramos los modos que ofrezcan oportunidades que a nuestros chicos y chicas en la catequesis, en el colegio, en los grupos de aspirantes, scouts o niños, los acompañen para abrirse a la oportunidad de experimentar que Jesús es lo mejor que nos puede pasar, que su nacimiento da nueva vida al mundo y su resurrección hace nuevas todas las cosas.

Entonces, porque queremos que esta oportunidad no pase de largo y aprovechar al máximo lo que nuestro lema nos regala, digamos juntos y bien fuerte: Con Jesús renace la Esperanza.

Encuentro: La Inmaculada Concepción


Encuentro para los chicos


Objetivo:
Que los chicos actualicen la vivencia que la Virgen María nos cuida y se preocupa por cada uno de sus hijos.
Motivación
Invitar a los chicos a responder una encuesta. Ir presentando las situaciones y que levanten la mano. Si da el tiempo que contesten algunos el porqué de sus respuestas.
ü  Levanten la mano los que tienen pesadillas mientras duermen.
ü  Levanten la mano los que tienen miedo de ir a un lugar oscuro.
ü  Levanten la mano los que tienen dolor de panza cuando hay un examen difícil.
ü  Levanten la mano los que se enojan cuando pierden en un juego.
ü  Agregar o buscar otros según la realidad de cada comunidad…
Llegar a la conclusión que todos tenemos miedos o temores y necesitamos que nos ayuden en algún momento.

Iluminación
Leer del evangelio Jn 2, 1-12  - las Bodas de Caná
Tres días después se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús también fue invitado con sus discípulos. Y como faltaba vino, la madre de Jesús le dijo: «No tienen vino». Jesús le respondió: «Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía» Pero su madre dijo a los sirvientes: «Hagan todo lo que él les diga».
Había allí seis tinajas de piedra destinadas a los ritos de purificación de los judíos, que contenían unos cien litros cada una. Jesús dijo a los sirvientes: «Llenen de agua estas tinajas». Y las llenaron hasta el borde. «Saquen ahora, agregó Jesús, y lleven al encargado del banquete». Así lo hicieron.
El encargado probó el agua cambiada en vino y como ignoraba su origen, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo y le dijo: «Siempre se sirve primero el buen vino y cuando todos han bebido bien, se trae el de inferior calidad. Tú, en cambio, has guardado el buen vino hasta este momento». Este fue el primero de los signos de Jesús, y lo hizo en Caná de Galilea. Así manifestó su gloria, y sus discípulos creyeron en él.

¿Qué nos hace pensar el suceso de las Bodas de Caná?

+ Que Jesús ama y escucha a su madre, la Virgen María…
Nosotros también debemos amar a nuestras familias y escucharlos siempre. Recordar que ellos quieren lo mejor para nosotros.

+ Que la Virgen María estuvo atenta a las necesidades de los demás…
Es importante estar siempre observando lo qué necesitan los demás y en qué podemos ayudar. Nuestra Madre del Cielo está atenta nuestras necesidades y nos cuida y se preocupa por cada uno de nosotros.

+ Que la Virgen María acudió a Jesús para pedirle ayuda…
Cuando necesitamos algo, cuando estamos preocupados o tristes, (como vimos en la encuesta) nuestra Madre nos escucha y le cuenta a su Hijo Jesús para que nos dé su fuerza, valentía y su paz.

Oración
Frente a la imagen de la Virgen rezar un Avemaría por todos los que necesitan del cuidado de nuestra Madre del Cielo.


Misión
Dar a los chicos una tarjeta con la imagen de las “bodas de Caná” para que vayan y cuenten a sus familias, vecinos, amigos, etc. que nuestra Madre del Cielo nos cuida y se preocupa por cada uno de nosotros.


Papa Francisco:
“La Virgen María, es la Reina del cielo, y es nuestra Madre. Nos ama, nos sonríe y nos socorre con cuidado. Como toda madre, quiere lo mejor para sus hijos…” Ángelus 15/8/19

Pesebre viviente 2019


Guion Pesebre Viviente


Una de las costumbres más lindas que puede ayudar a vivir la Navidad en comunidad es armar, entre todos, un pesebre viviente. ¡Les compartimos el guión con una opción por si quieren ponerla en práctica!

PRIMER ACTO – “La Anunciación”

RELATOR:
Se acerca la noche más buena de cada año. Se acerca la Navidad.
-Nuestras calles, negocios, y casas se llenan de signos navideños.
-Hay luces, arbolitos, pesebres y guirnaldas que recuerdan un día único para la historia de la humanidad.
– El día en que Jesús nació para dar cumplimiento a las promesas de Dios, nuestro Padre, para anunciar la BUENA NUEVA DE LA SALVACION.
-Por eso nos reunimos en las plazas, en los hogares y en las Iglesias para celebrar. 
-Por eso, en el corazón de cada uno, hay un deseo de festejar esta noche.
– ¿Pero que celebramos?
– Celebramos la grandeza del misterio de Dios que se hace hombre para mostrarnos el camino a la felicidad.
– Celebramos la invitación a ser hijos de Dios y hermanos entre nosotros.
-Celebramos el anuncio de la paz a los hombres de buena voluntad que tanto necesita nuestro mundo.
-Celebramos la vida, el amor, la amistad, la solidaridad, la justicia, la verdad.
-Celebramos nuestra fe y nuestra esperanza.

CANCIÓN Ángeles de Dios

DIOS: - Gabriel, Gabriel.  
ÁNGEL:  - Aquí estoy Padre. ¿Qué sucede?
DIOS:  - Gabriel, escúchame bien, ha llegado la hora, necesito que vayas a una ciudad de Galilea, a Nazaret, busques a María y le digas que está llena de gracia y que la he elegido para que sea Madre de mi Hijo, Jesús.
ÁNGEL: -  Está bien padrecito ya mismo salgo para Nazaret.
(El Ángel deja de mirar al cielo y se encamina hacia María, le toca el hombro y ella se sorprende y deja sus tareas)
ÁNGEL: - Hola María “Alégrate, estás llena de gracia, el Señor está contigo”.
MARÍA: - ¿Qué me alegre?     ¿Llena de gracia?  ¿Qué significa todo esto………quién sos vos?
ÁNGEL:  - “No temas, María, porque Dios Padre, sabe lo buena que sos y cuánto querés que se cumpla lo que Él ha prometido. ¡Serás la madre de Jesús!
MARÍA: - ¿Cómo puede ser eso, si no estoy aun casada?
ÁNGEL: - María, lo que sucederá en Vos es obra del Espíritu Santo, un milagro hermoso y muy esperado a través de los siglos. Es obra de Dios nuestro Padre, para Él nada es imposible. Por eso mismo tu prima Isabel, aunque ya es grande, está embarazada esperando un niño.
MARÍA:  - “Yo soy la servidora del Señor, hágase en mí todo lo que has dicho”
RELATOR:
La joven Virgencita, humilde muchacha de Palestina ha dicho “sí” y ha abierto para todos, la revolución más grande de la historia. La revolución del Amor de Dios que se hace uno de nosotros para compartir nuestra vida.

CANCIÓN “María de Nazaret”

SEGUNDO ACTO -“María visita a su prima Isabel”. Lucas 1,39-55
  
RELATOR:
María se pone en camino. Ha recibido una noticia grande que cambiará su vida para siempre y se ha enterado que su prima, ya mayor, la necesita. De ahora en adelante toda su vida será DISPONIBILIDAD Y SERVICIO.
MARÍA: - ¡Hola prima! ¿Cómo estás? Apenas supe de tu embarazo me puse en camino para ayudarte.
ISABEL:  - “Bendita tú eres María entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Cómo merezco yo que vengas a visitarme? Apenas me saludaste, el niño saltó de alegría en mis entrañas.
¡Dichosa sos por haber creído que se cumplirían las promesas del Señor!”.
MARÍA: - ¡Mi alma se alegra en el Señor!

CANCIÓN ”Magníficat”

TERCER ACTO- “José” Mateo 1,18-25

RELATOR:
María se quedó unos tres meses con Isabel, y después volvió a su casa donde José la esperaba lleno de temor y asombro, pero luego, el ángel también a él lo visitará en sueños y le anunciará que el hijo que María lleva en su vientre es el Mesías esperado.
JOSÉ: (habla en voz alta)  - ¿Cómo es posible que María esté embarazada? ¿Me engañó? ¡¡¡¡No puedo creerlo, ella jamás lo haría!!!!! Tengo que dejarla y partir sin decir nada ¡sino van a apedrearla!!!!
 (José se va a dormir, se recuesta y mientras duerme aparece el ángel que se acerca a José)
ÁNGEL: - “José, descendiente de David, no tengas miedo de llevar a María, tu esposa, a tu casa; si bien está esperando un hijo, no es porque te ha engañado, sino que es obra del Espíritu Santo. Y vos, lo llamarás Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados, Él será grande”.
 (José despierta y María entra nuevamente en escena, escucha, se sienta y se abraza con José)
JOSÉ: - ¡Hola María! ¡Qué bueno que estás de nuevo aquí! Sentate, tengo que pedirte perdón porque dudé de vos, y no sabía qué hacer, pero ahora sé por el ángel que el Señor te ha elegido como Madre y yo estaré a tu lado.
MARÍA: - ¡Gracias José! estaba segura que Dios te ayudaría a entender.

CUARTO ACTO – “El nacimiento de Jesús” Lucas 2, 1-7

RELATOR:
Y así pasaron los nueve meses en que la vida de Jesús se gestó en el vientre de María, a la espera del gran día en que la primera Navidad se anunciaría al mundo. Pero no sería en Nazaret, sino en Belén para cumplir lo que había sido anunciado al pueblo elegido.
Por eso, José y María, se ponen en camino a pesar de estar a punto de dar a luz, para cumplir con la orden del emperador de censarse en la ciudad de nacimiento.

Canción “La Peregrinación”

RELATOR:
Mientras estaban en Belén, llegó el momento del parto por lo que empezaron a buscar un lugar para que María tuviera su bebé, pero por causa del censo no había posadas desocupadas, José y María caminaron de posada en posada buscando un lugar para que naciera el Hijo de Dios.
MARÍA: José, José, creo que ya va a nacer el bebé, busquemos pronto un lugar para hospedarnos.
JOSÉ: Pero ya hemos preguntado en todos lados y este pueblo está repleto ¡No hay un solo lugar! ¿Qué vamos a hacer? ¡no hay lugar en ningún lado!
MARÍA: José, no te desesperes. Vayamos al pesebre que el posadero nos ha ofrecido.

CANCIÓN “Noche anunciada”

QUINTO ACTO “Adoración de los pastores y los magos” Lucas 2, 8-20; Mateo 2, 1-12

RELATOR:
Cerca del pesebre había unos pastores. De repente se les apareció un ángel cerca de ese lugar y les contó sobre el niño. Ellos salieron inmediatamente hacia el pesebre. Al llegar encontraron todo como el Ángel les había dicho. Entonces adoraron al niño y le daban besos y lo abrazaban.
  
CANCIÓN “Vamos Pastorcitos”
  
RELATOR
También había unos magos que venían del Oriente que estudiaban las estrellas. Al ver una estrella muy brillante en el cielo la siguieron y supieron que había nacido el Salvador. Los Reyes Magos llegaron a Belén y le dieron a Jesús tres regalos oro incienso y mirra y al igual que los pastores adoraron al niño.

CANCIÓN de Los Reyes Magos

(Todos los ángeles, los pastores y los reyes se quedan alrededor del niño mirándolo y adorándolo.)

RELATOR:
¡Síiiii!  ¡Ahora la noche es buena! ¡Es muy buena! ¡Ha nacido nuestra luz, Él es nuestra alegría!
 La alegría del pueblo sencillo representado en los pastorcitos y en la gente del pueblo.
 La alegría de los que buscan la verdad y la justicia representada en los magos venidos de otros lugares.
¡Navidad es tiempo de esperanza!
¡Es tiempo de Vida!    
Por eso, esta Navidad: 
(Los chicos leen estas frases, mientras aparecen los carteles)

1.       Regalá una sonrisa.
2.       Estrechá una mano con ternura.  
3.       Perdoná una ofensa.
4.       Decí una palabra de consuelo.
5.       Sé solidario con el que menos tiene.
6.       Compartí la alegría.
7.       Da gracias a Dios por todo lo bueno que has recibido.
8.       Pedí perdón
9.       Respetá y cuidá la vida.
10.   Abrile a Jesús tu corazón
11.   (Cartel más grande que el resto) CON JESÚS RENACE LA ESPERANZA

Canción https://www.youtube.com/watch?v=K2vL7JbYgLc para terminar bailando juntos…SI TENGO TU AMOR, TENGO ESPERANZA

Actores lectores: Locutores, Ángel, María, Dios, Isabel, José.
Actores escenario: Ángel, María, Dios, Isabel, José, Posaderos, Pastores, Ángeles, Reyes Magos.