jueves, 15 de agosto de 2019

MARÍA SIGUIENDO TUS LATIDOS CAMINAMOS JUNTOS


Nuevamente nos ponemos en salida: la Iglesia si no sale a la calle se convierte en una pieza de museo. Salir a la calle es cumplir la voluntad de Jesús: “Vayan, Yo los envío”. En la Vicaría de Niños nos disponemos a la Peregrinación Mariana Infantil, cuyo lema de este año es: “María, siguiendo tus latidos caminamos juntos”.
María es la primera misionera peregrina. Ella nos enseña a salir para llevar el mejor de los tesoros que son la Vida y la Palabra de su Hijo. Ella sintiendo los latidos del corazón de su Hijo en su seno purísimo no se quedó en su casita de Nazaret, sino que se puso en camino para visitar a su prima Isabel, en las montañas de Judea. Escuchar los latidos de un niño en la panza de su madre es hacernos cargo de esa vida única e irrepetible. María escuchando el corazón de su Hijito va preparando el oído para escuchar nuestros secretos, nuestros sueños, nuestras alegrías y dolores. Ella es la Madre de la Escucha. También nosotros queremos escuchar los latidos del Corazón Inmaculado de María para aprender a escucharnos entre nosotros.
En este Sínodo que estamos viviendo en nuestra Iglesia de Buenos Aires se nos invita especialmente a caminar juntos, qué mejor caminata que tomados de las manos de María, es una gracia muy linda, muy de nuestra Iglesia Mariana. Nos hace bien recordar el nombre de nuestra ciudad: “Santa María de los Buenos Aires”. Es como un sello de fundación, allí, en los albores de nuestro ser pueblo y ciudad, está la presencia de la Virgencita que siempre nos dice: “Argentina canta y camina!”
Esta peregrinación tiene un sello particular: empezamos a vivir la etapa final del Sínodo Arquidiocesano, el año que viene celebraremos los 400 años de la Iglesia en Buenos Aires y concluiremos el Sínodo con una gran misión. Sabemos el significado que tiene para nuestro pueblo porteño sacar a la calle la Virgencita de Luján, aunque sea una mesita con una vela, la gente se acerca y toma gracias de la Virgen.
Nuestros niños y niñas deben ir aprendiendo que con María Santísima las cosas son más lindas y más suaves, como la caricia de una madre. La peregrinación tiene este sentido de catequesis y de comunión: juntos caminando con María al encuentro del Señor. Y lo hacemos preparándonos en nuestras parroquias y colegios, de allí la importancia de leer y compartir este material escrito. Sabemos que los niños y niñas están mejores dispuestos a la fe que muchos adultos. Seamos responsables en nuestra misión de catequistas y aprovechemos el esfuerzo que significa preparar una peregrinación, y hacerlo con alegría es el mejor testimonio.
¡Nos vemos en las peregrinaciones de cada Vicaría!!!
S.E.R Mons. Ernesto Giobando s.j.


PEREGRINACIÓN MARIANA INFANTIL: Encuentro previo


EL CORAZÓN DE LA VIRGEN MARÍA. SUS LATIDOS



     Dios le dio Corazón de Madre a María para que fuera la Mamá de Jesús y nuestra Mamá. Con ese corazón, María nos ama a todos y a cada uno en particular.
    San Juan Pablo II, en su Encíclica "Redemptoris Mater", ha escrito: "Se descubre aquí el valor real de las palabras dichas por Jesús a su madre cuando estaba en la Cruz: «Mujer, ahí tienes a tu hijo», y al discípulo: «Ahí tienes a tu madre» (Jn 19,26). Estas palabras determinan el lugar de María en la vida de los discípulos de Cristo y expresan su nueva maternidad como Madre del Redentor: la maternidad espiritual, nacida de lo profundo del misterio pascual del Redentor del mundo....
     El Amor del corazón de María es para cada uno de sus hijos. Sin egoísmos, atenta a las necesidades de todos y de cada uno, en la feliz espera de que sus hijos imiten la vida de Jesús, nuestro hermano mayor, para que seamos verdaderamente felices. Un amor que desborda y que nos lleva a Jesús. Un amor de Mamá que se ocupa, de manera especial, por sus hijos más desvalidos, por los que más sufren, pero que no se agota en ellos porque sigue atenta a las necesidades de todos.
     Un corazón lleno del Amor de Dios, como el de la Virgen, late a cada instante acompañando la Vida. Y como somos sus hijos, los dones y riquezas que hay en él también son para nosotros. “Toda la inocencia de María, su pureza, su santidad, su humildad, su amor a Dios y a los hermanos es nuestro, porque Ella es nuestra.” (San Juan de la Cruz. Dichos de luz y amor, 26).
     Un corazón de Mamá que sufre en lo más profundo cuando sus hijos sufren. Pero no se queda quieta en el dolor sino que abraza y consuela. Nos anima a hacer lo mismo entre nosotros. Y no deja de recordarnos: Hagan lo que Jesús les diga. Ese es el deseo de nuestra Madre, que vivamos como verdaderos hermanos, amándonos como nos ama Jesús. Y está empeñada en que lo hagamos, por eso no nos deja solos, por eso nos regala su Corazón de Madre. Como toda mamá, quiere lo mejor de lo mejor para todos sus hijos.
     Les proponemos ir descubriendo con los chicos qué llevan en sí mismos los latidos del Corazón de María, de qué están cargados y hacia dónde se dirigen. Cada comunidad podrá adaptar, mejorar, enriquecer estas sugerencias de acuerdo a sus características propias.
Compartir con los chicos cómo son los latidos de sus corazones. Si siempre son iguales, si cambian y ante qué estímulos cambian.
Cuál es la función del corazón en nuestro cuerpo, mantenerlo con vida.
Pero también asignamos al corazón el lugar de nuestras emociones. Tengo el corazón contento, lleno de alegría, Tengo el corazón con agujeritos, desganado, lastimado, los quiero con todo el corazón… Y muchas frases más que manifiestan nuestros sentimientos. Podemos pedirles a ellos que compartan las que se les ocurran y ante qué situación emocional la utilizan.
Habiendo mirado el corazón de cada uno y de todos, ponemos toda la atención en el Corazón de María, un corazón de Mamá. (Podemos compartir una imagen para ayudarlos a centrar la atención). Juntos reflexionamos para descubrir de qué está lleno su corazón.
§  ¿Quién le dio a la Virgen María un Corazón de mamá?
§  ¿De quiénes es Mamá la Virgen María? ¿Cómo lo sabemos? (Podemos iluminar con Jn. 19, 25-27)
§  ¿De qué está lleno el Corazón de la Virgen? Enumerar virtudes, actitudes. (Podemos hacer una lista en un papel afiche donde esté dibujado un corazón o alrededor de una imagen del Inmaculado Corazón de María).
Reflexionamos juntos sobre los latidos del Corazón de María. Cada virtud, actitud, sentimiento de la Madre es llevado en cada latido. Y esos latidos son los que nos guían para que vivamos como hermanos que somos. Son los latidos que nos hacen “caminar”. Y “caminar” es poner en gesto concreto de amor aquello que María, nuestra Mamá, nos regala para compartir con otros.

ü  KIT DEL PEREGRINO: Para llevar el día de la Peregrinación. ¡No lo olviden!

Corazón en cartulina o el material que prefieran con cinta para que los chicos puedan colgárselo.

Latido del Corazón de María, elegido por cada chico. Por ejemplo: paciencia. Pegar en el corazón.

En la otra cara del corazón, poner a quién/es va dirigido ese latido. Por ej.: la paciencia puede ser dirigida en gestos concretos hacia los hermanos o compañeros de colegio.

Para la entrada o salida de los colegios


Un año más nos encuentra preparando la Peregrinación Mariana Infantil, esta muestra de amor a nuestra Madre, la Virgen María. Esta muestra de amor y fe que queremos que todos los chicos conozcan y quieran participar. Para ayudar en esta tarea de preparación, difusión y entusiasmo les ofrecemos estas oraciones para rezar en los colegios en la semana previa a la Pere, este año con el lema “MARÍA, SIGUIENDO TUS LATIDOS, CAMINAMOS JUNTOS
(Podríamos presentar un cartel con una imagen del Inmaculado Corazón de María con el agregado de un gráfico como si fuera un electrocardiograma y gente caminando.)



DIA 1: Vieron que nuestro corazón late? Incluso si hacemos mucho silencio lo podemos oír. Eso es signo de que tenemos vida. Cada latido de nuestro corazón nos llena de vida. Cuando corremos, bailamos o nos reímos mucho, late con más fuerza y parece que se nos va a salir del pecho… Cuando nos hacen sentir bien, nos dan una sorpresa o viene a visitarnos sin avisar alguien que queremos mucho, nuestro corazón late con más ganas. Muchas son las cosas que aceleran nuestros latidos… Este sábado, en la Peregrinación Mariana, le vamos a decir a la Virgen: “MARÍA, SIGUIENDO TUS LATIDOS, CAMINAMOS JUNTOS”. Por eso, durante esta semana rezaremos y meditaremos ¿qué cosas hacen latir el corazón de María? y pedirle que, al descubrirlas, podamos caminar unidos, llevando su amor a todos.
María es mamá de Jesús y Madre nuestra, así que como a toda mamá, lo que hace latir fuerte su corazón es el amor de sus hijos, de todos nosotros. Cuando le rezamos, cuando le cantamos, cuando al ver una imagen suya le decimos lo linda que es y cuánto la queremos, cuando vivimos como hermanos entre nosotros (porque como toda mamá quiere que sus hijos se quieran y vivan unidos) hacemos latir fuerte su corazón.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…
(Repetimos la oración) Querida Virgencita, sos nuestra Mamá del Cielo y queremos pedirte que nos ayudes a parecernos a vos que sos tan buena y que siempre confiaste en Dios. Te queremos mucho, gracias por cuidarnos y ser nuestra mamá.
Dios te salve María, llena eres de gracia….
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…

DIA 2: En casa, cuando peleamos con nuestros hermanos, a mamá se le rompe el corazón, se pone triste y no nos gusta verla así. A María, que es nuestra Mamá del Cielo, tampoco le gusta vernos distanciados, peleados entre nosotros… Por eso hoy le vamos a rezar y a poner todo el corazón en esta oración…
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…
María, vos nos enseñas con tu ejemplo a estar unidos, cerquita de todos, te pedimos que nos ayudes a superar las cosas que nos dividen para que no haya peleas, que nos ayudes a ser respetuosos con el que piensa diferente, para que vivamos en unidad porque somos hermanos. Que podamos decirte siempre: María, con tus latidos, caminamos juntos. Que al querernos como hermanos hagamos saltar de alegría tu corazón. Amén.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…

DIA 3: Virgencita hermosa, sabemos que todos estamos latiendo dentro de tu corazón porque conocemos el gran amor que nos tenés, pero algunos hermanos nuestros tienen un lugarcito especial en tu corazón y son los que más necesitan de tu amor y de nuestra ayuda. Hoy te pedimos especialmente por ellos.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…
María, hoy hay mucha gente que está sufriendo, que está enferma, gente que pasa hambre o frío, te pedimos Virgencita que sepamos ver a nuestro alrededor y detenernos en el camino para ser solidarios, para amar a los que sufren y estén solos, para ayudar a quien lo necesite.  Te pedimos que nos ayudes a tener un corazón que palpite al ritmo del tuyo para que amemos a todos. Que construyamos el Reino de Dios con pequeños y grandes gestos hechos con tu mismo amor. Que al ayudarnos unos a otros tu corazón palpite lleno de emoción. Amén”
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…
DIA 4: Mañana saldremos a caminar por nuestra ciudad de Buenos Aires porque todos los chicos queremos mostrar nuestro amor a la Virgen. Queremos contarle a toda la gente que María es mamá de todos y que nos cuida y nos ama con todo el amor de su corazón. Pero sabemos que este amor no solo lo debemos mostrar caminando en la Peregrinación, sino en todo el camino de la vida… por eso vamos a rezar hoy, para que cada día, en todo momento, vivamos unidos siguiendo los latidos del corazón de la Virgen.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…
A cada intención respondemos: “María, con tus latidos, caminamos juntos”.
·         Porque queremos ayudar a quien lo necesita, como nos enseña tu corazón que late lleno de amor, te decimos…
·         Porque queremos vivir en unidad como tu corazón late unido al de Jesús, te decimos…
·         Porque queremos acompañar al que se siente solo y triste, como vos estuviste con tu corazón acompañando a los discípulos al morir Jesús, te decimos…
·         Porque queremos que sientas nuestro amor y hacer latir fuerte tu corazón siendo más solidarios, siendo más buenos y viviendo como tu hijo Jesús nos enseñó, te decimos…
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…

PEREGRINACIÓN MARIANA INFANTIL: Campaña Solidaria


#PereNiños19

LA TERNURA SANA EL CORAZÓN

 

1. Objetivos de la Campaña Solidaria:

1)       Proveer a las capellanías de los hospitales pediátricos de pañales descartables para los bebés recién nacidos más necesitados.

2)       Despertar en los chicos de nuestras parroquias, capillas y colegios, mediante la campaña, actitudes de solidaridad.

 

2. Fundamento:

Sabemos que muchos niños que nacen en los hospitales pediátricos públicos carecen de pañales descartables para los primeros días de vida. Ante esta necesidad ofrecemos una ayuda y optamos por la vida colaborando con los recién nacidos.

La solidaridad es nuestro espacio para ofrecer una respuesta a estas necesidades, por ello creemos que es un tiempo oportuno para despertar o potenciar en los chicos actitudes de solidaridad.


3. En concreto:
·         ¿Qué queremos hacer? En primer lugar, idear con los chicos, una Campaña Solidaria a fin de recolectar pañales descartables para los bebes recién nacidos, más necesitados de los hospitales pediátricos. En segundo lugar, aunque no menos importante, reunir intenciones para acercar a la Virgen en cada lugar de peregrinación.
·        ¿Quiénes van a realizar la campaña? La idea es que los chicos (entre 10 a 12 años) de la parroquia, catequesis, colegios, acción católica, grupo scout, etc, puedan planificar y ejecutar la Campaña Solidaria.
4. Hashtag #PereNiños19
Proponemos realizar la colecta de pañales en tu comunidad y sacarse una foto. Esa imagen subirla a las redes sociales con el hashtag #PereNiños19
5. Destino de los pañales
Los pañales recolectados serán destinados a las siguientes capellanías:
  • Belgrano: Capellanía Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez
  • Devoto y Centro: Capellanía Hospital de Niños Pedro Elizalde (Ex Casa Cuna)
  • Flores: Capellanía Maternidad Ramón Sardá.


PEREGRINACIÓN MARIANA INFANTIL: Recorridos y horarios


PEREGRINACIÓN MARIANA INFANTIL: Consejos Previos

Que Los Chicos:

 1. CREZCAN EN LA ORACIÓN: porque caminando, cantando, recitando oraciones y terminando con la Misa, sin querer estamos desarrollando la gran oración de la iglesia, la que reza la síntesis y el deseo de nuestra vida, caminar, no sin cansancios ni dolores hacia la Casa del Padre. Caminar entre nosotros, como jugando, con alegría, haciendo del camino la oración.
 2. DESCUBRAN SU PERTENENCIA A LA IGLESIA: porque con las otras parroquias nos damos cuenta de que no somos pocos, que nos une un mismo motivo y que vamos a un mismo destino. Que tenemos la misma Mamá, María, y que es Jesús quien nos da esa Iglesia que es un lugar de alegría y a la vez de seriedad, porque ven  que los grandes ponen el mismo entusiasmo y la misma alegría. Que hay algo más que nos une, el Espíritu Santo.
 3. DESPIERTEN A UNA CONCIENCIA MISIONERA: porque su paso es paso de gracia en el barrio, la palabra que Jesús dice cuando el que reza es un niño. Con sus cantos y sus oraciones subrayan nuestra fe y contagian a cualquier vecino.
4. VIVAN SUS COMPROMISOS CRISTIANOS DESDE UNA ACTITUD SOLIDARIA: peregrinamos siguiendo los latidos de María, que nos invita a anunciar la alegría que Jesús viene a traer a nuestras vidas.
Tarea en sus comunidades:

Los niños pueden realizar corazones y en ellos escribir que latido me regala María hoy

Consejos previos:

Nos encontramos en la parroquia de origen donde dejamos los pañales descartables en bolsas con un rótulo donde diga la cantidad de pañales que entregan.
Tener en cuenta la importancia del sonido, para que todos se sientan bien recibidos puedan cantar, rezar, participar.
Traer cornetas, silbatos, matracas, etc.
Traer el “carrito lujanero” para poder animar la caminata. Sería bueno pedir la colaboración en la animación y en el traslado del carrito a los jóvenes o los adultos de la comunidad que no son catequistas, para compartir el trabajo.
Traer cada comunidad su marioneta, banderas, carteles, globos, un  corazón grande con el nombre o imagen de su parroquia, colegio etc.

Concentración y salida

Sugerimos que este momento sea puntual, ágil, alegre, breve y sorprendente. Es muy importante el recibimiento.
Antes de comenzar con la animación puede sonar por los parlantes latidos de corazón, él o los animadores se pueden sorprender y uno preguntarle al otro qué es ese sonido, y el otro responde que es el corazón de María que nos está invitando a seguirla.
Recibir a las comunidades dándoles la bienvenida con alegría y alentándolas…  Parroquias, Colegios, Capillas,    Asociaciones, etc.
Realizar canciones breves con gestos o mímicas.
Animar con el lema
Rezar el Avemaría
Pedir a los animadores de niños una actitud activa.
Saludar a todas las personas que vemos en la calle, en los balcones, a los choferes de colectivos, etc.

La caminata

Que el obispo zonal pueda hacer el envío peregrino de manera breve y ágil.
La peregrinación será encabezada por una cruz y cirios, luego una imagen grande la Virgen María.
Si en el recorrido pasan por algún hospital o sanatorio detenerse para rezar por los enfermos.
Los niños pueden repartir o intercambiar los corazones con niños de otras parroquias.
Los sacerdotes pueden ir dando la bendición a las personas mientras caminan.
Con el hashtag #PereNiños19, sacar fotos y subirlas a las redes sociales
Cantar fuerte haciendo los gestos o mímicas.

Llegada

Recibir a la peregrinación, agilizar el acomodo de los chicos en el lugar.
Dar inicio a la Misa.
Al final agradecer la participación y el trabajo de todos.

Invitar para la Misa Arquidiocesana de Niños el 19 de octubre.


PEREGRINACIÓN MARIANA INFANTIL: Misa

Celebración de la misa


La ambientación: es importante que el escenario, el altar, el ambón tengan una estética alegre acorde a la fiesta que celebramos.
Para estar presente en el ámbito de las redes sociales y hacer visible la tarea solidaria y misionera, recomendamos colocar en el telón de fondo en grande el hashtag #PereNiños19
Es importante tener mucho color, corazones, globos, guirnaldas, banderines, etc.
El coro y el sonido tiene que estar muy cuidado
Lecturas: 1era Lectura Ga 4, 4-7 + Salmo Magníficat Lc. 1, 46- 55 + Evangelio “Conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón” Lc. 2, 15b-19

Recurso
Florencia: Santi, ¿Escuchaste el evangelio sobre María la mamá de Jesús?
Santi: No Flor, estaba medio distraído, ¿Qué dice?
Flor: Qué María guardaba todo lo que vivía junto a Jesús en su corazón.
Santi: ¡Wow! ¿Te imaginás cómo debe ser ese corazón? ¿Debe ser grande no?
Flor: La verdad es que me da curiosidad.
Santi: ¡Mirá Flor! ¡Justo ahí! Donde está María. ¿Qué hay?
Flor: Un cofre... a ver... mmm Santi ¡mirá! Dice Sagrado Corazón de María.
Santi: ¡Claro! El corazón de María es como un cofre lleno de tesoros...
Flor: SHHHHHHHHHH... no hables...
Santi: Flor, siempre querés hablar vos, pero no vale que...
Flor: No, pará... escuchá... poné el oído en el cofre... (Santi se acerca a escuchar) ¿Escuchás?
Santi: ¡Si! ¡Increíble! Se escuchan los latidos… escuchemos... casi parece que nos dicen algo...
Flor: ¿Lo abrimos?, capaz entendemos que dicen los latidos..
Santi: Dale.
Flor: (Abre el cofre y saca un corazón con una palabra) Mirá, el latido del corazón de María dice TERNURA... Su corazón debe estar lleno de cariño y ternura.
Santi: Obvio, si es un corazón de Mamá. Siempre nos está cuidando con amor. Sigue latiendo... ¿Me dejás descubrir que más dice? (abre el cofre, saca otro corazón con la palabra FORTALEZA) Dice Fortaleza.
Flor: María acompañó a Jesús en los momentos más difíciles, debió ser muy duro. Para poder acompañar a alguien que queremos mucho en momentos dolorosos tenemos que ser fuertes. Sigamos buscando...
Santi: SOLIDARIDAD, Claro… María en cuanto supo que su prima la necesitaba salió corriendo a ayudarla..
Flor: Que hermosos es el corazón de María… sigue latiendo...
Santi: (dando vuelta los corazones) Mirá Florcita, atrás de cada latido dice Gracias. ¡Con cada latido María dice Gracias!
Flor: Cada latido de María es un gracias a Dios. Su corazón canta con alegría que Dios nos ama y no nos abandona.
Santi: ¡Yo quiero un corazón así! ¡Cómo el de María! ¡Cómo el de Jesús!
Flor: Entonces nuestro corazón tiene que latir como el de ella. Con alegría, ternura, fortaleza y solidaridad y por sobre todo compartiendo todos estos regalos con las personas que nos rodean. Cómo ella.  Sigamos los latidos de María Santi porque ¿Sabés qué? Esos latidos nos van a llevar cerquita, cerquita de Jesús.
Santi: ¡Vamos Flor! Vamos a contarle a nuestros compañeros lo que descubrimos.

Pistas para la predicación:
+ Invitamos a los chicos a poner la mano en el corazón y percibir los latidos.
+ Los latidos del corazón nos indican que estamos vivos.
+ Los latidos muestran cómo está nuestra vida: serena, preocupada, alegre, agitada, etc.
+ Podemos decir entonces, que el ritmo de nuestros latidos, nos da un indicio de cómo está nuestro corazón, de cómo está nuestra vida.

Recién escuchábamos el evangelio que relataba la escena del nacimiento de Jesús, junto a María y a José, y cómo unos pastores fueron a ver al recién nacido, llenos de admiración. Y dice la palabra: “María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón

+ Nuestra Madre, la Virgen María, tiene un corazón especial. En su corazón guardaba todo lo que veía y escuchaba de su Hijo Jesús y lo meditaba en cada latido.

+ ¿Qué cosas vio y escuchó la Virgen María? Escuchar las repuestas de los chicos y  tomar de allí los valores evangélicos de la vida de Jesús. Por ejemplo: Cuando sanó a los leprosos, cuando relató alguna parábola, cuando trasformó el agua en vino, etc.

+ María tiene un corazón grande e inmenso, fue descubriendo y guardando cómo es Dios y su gran misericordia. ¿Cómo es el corazón de la Virgen María?
Es un corazón vivo, tierno, cariñoso, fuerte y capaz de soportar el dolor, solidario, misericordioso, abierto a todos, generoso, que perdona siempre, contenedor, empático, etc.  El corazón de la Madre, reflejaba el corazón de su Hijo Jesús.
+ Los latidos, como dijimos muestran cómo estamos…

+ Por eso hoy vamos a pedir a nuestra Madre que nos contagie sus latidos: decimos todos juntos:
María, siguiendo tus latidos,
caminamos juntos”

Queremos llevar los latidos de la Vida, de la Paz, del Perdón, de la Verdad, de la Solidaridad, de la Ternura, etc.

Terminamos diciendo:
María, siguiendo tus latidos,
caminamos juntos”