viernes, 1 de abril de 2022

Propuestas misioneras para Semana Santa

 Actividades Misioneras para Semana Santa:

 

Repartir en las esquinas del barrio, ramas de olivo con el programa de Semana Santa de la comunidad o comunidades vecinas.

Bendecir en las esquinas las llaves de los hogares e invitar para el Domingo de Ramos.

Invitar a las familias de los chicos de catequesis, aspirantes, etc. a misionar por el barrio, pegar invitaciones en los negocios.

Ofrecer material a las familias de los chicos, que contenga la explicación de cada día de Semana Santa y un gesto para realizar cada día.

Mirar en familia una película de Semana Santa.

Hacer una video llamada en esos días a un familiar o amigo para desearle la paz.

Realizar una bicicleteada por el barrio con las familias.

Invitar a las familias de los chicos a visitar 7 templos del barrio con alguna guía simple. https://vicarianis.blogspot.com/search/label/Siete%20Iglesias 

Realizar el Vía Crucis con los chicos en la plaza, o dando la vuelta manzana. Se pueden repartir algún mensaje con tarjetas realizadas con ellos.

Compartir en el atrio del templo un huevo de pascua grande y explicar el significado antes de partir.

El Domingo de Pascua realizar un momento de 
juegos para todos los chicos del barrio.

miércoles, 30 de marzo de 2022

CELEBRACIONES de SEMANA SANTA con NIÑOS


“Ustedes son mis amigos…” Así nos dice Jesús, así nos llama Jesús. ¡Qué lindo es querer ser sus amigos! Contamos con su Amor siempre y Él cuenta con el nuestro.

Los amigos comparten, se divierten, se acompañan en los buenos momentos y en los tristes,

también.

Jesús nos muestra Su Amor especialmente en la Semana Santa. Semana en la que revivimos

Su pasión, muerte y resurrección. Momentos de tristeza, dolor y de inmensa alegría.

Si somos sus amigos, ¿qué vamos a hacer por Él?  ¿Cómo podemos demostrarle cuánto lo amamos? ¿Quieren hacerlo? ¿Están dispuestos a demostrarle cuánto lo queremos?

Pero Jesús nos ama tanto que siempre nos "primerea" como nos dice el Papa Francisco.

Es Él quien quiere mostrarnos todo Su Amor. JESÚS NOS BENDICE CON SU PAZ.

 

DOMINGO DE RAMOS

Celebramos a Jesús entrando en la ciudad de Jerusalén, montado en un burro prestado y aclamado como Rey por la gente. Las aclamaciones con cantos que recibe, los gritos alegres y entusiastas, los mantos lanzados al suelo para alfombrar el camino del Rey y la agitación de las palmas nos marcan un cuadro de alegría y festividad.

Sugerimos contemplar con los chicos la imagen, que puede ser ampliada y pegada en una cartulina o pueden utilizar alguna que ya tengan, para ver la sencillez de nuestro Rey. Un rey que ni siquiera tiene caballo, sólo un burrito prestado, ni soldados que lo custodien, ni sirvientes que lo sirvan permanentemente.

¿Jesús se asemeja a la imagen de un Rey de las películas que vemos o de los cuentos? ¿Qué diferencias encuentran?

QUEREMOS QUE SEAS REY EN NUESTROS CORAZONES. Y JESÚS NOS BENDICE CON SU PAZ.

 

GESTO: Sugerimos bendecir, además de los ramos, los hogares de todos a través de la bendición de las llaves, para que Jesús reine en ellos.

 

JUEVES SANTO

Celebramos la Última Cena. Jesús y los Apóstoles reunidos como amigos compartiendo una cena que no era una más sino la última antes de la Pasión. Nadie ni nada le gana al Amor de Jesús por cada uno de nosotros. Hoy revivimos todo lo que nos dejó: la institución del servicio y de la Eucaristía junto al mandamiento del Amor. Él que es “el infinito Amor” nos da su mejor legado.

JESÚS NOS BENDICE CON SU PAZ. PORQUE SOMOS SUS AMIGOS Y QUEREMOS COMPARTIR CON ÉL ESTE MOMENTO TAN ESPECIAL.

 

GESTO: Juntar las manos cerquita del corazón, cerrar nuestros ojos y pensar en nuestros amigos, en cada uno. Podemos decir sus nombres. Extendemos nuestras manos hacia el altar como signo de poner a cada uno en el inmenso Amor de Jesús por todos.

 

CELEBRACIÓN: Esta celebración puede ser enriquecida con los aportes de cada comunidad. Debido a que muchos ancianos se acercaban a esta celebración, dado que se realizaba en un horario temprano, es que fue pensada con distribución de la Eucaristía.

RECEPCIÓN en el templo: canasto en el altar para dejar la ofrenda de alimentos no perecederos y latas para el gesto solidario de Cuaresma.

AMBIENTACIÓN: puede ser en el templo o en otro ámbito preparado como si fuese el lugar de la Última Cena. Los 12 serán nenes y nenas y pueden estar vestidos como en la época de Jesús.

El Sacerdote y los doce ya estarán en la mesa. (Música instrumental hasta que se terminan de acomodar todos).

ANIMADOR/A 1 :  Como amigos de Jesús queremos acompañarlo en esta Semana Santa hasta la Pascua. Pero, ¿por dónde lo vamos a acompañar?

ANIMADOR/A 2: ¿Cómo preguntás “por dónde”? Hay un solo camino y es el mismo Jesús.

ANIMADOR/A 1: Cierto, tenés razón. Pero a Jesús no lo veo. ¿Cómo sé que voy por su camino? ¿Que no me pierdo?

ANIMADOR/A 2: Para que nadie se pierda, y podamos caminar juntos, Jesús nos dejó pistas seguras que nos llevan a la Pascua. Vamos a revivir una de ellas, el SERVICIO.

SACERDOTE: Lectura del Evangelio Jn 13, 1-14 (lavatorio de los pies). Breve homilía.

ANIMADOR/A 1: En la época en que vivió Jesús no había autos, ni camionetas, ni motos, ni bicicletas… la gente se trasladaba casi siempre caminando.  Usaban sandalias y los caminos eran de tierra, ¡cómo se ensucian los pies!!!! Por eso, cuando llegaban a una casa se los tenían que lavar y de esto se encargaban los sirvientes. Jesús se hace servidor de todos al hacer este gesto  y nos pide que lo hagamos con los demás. 

(MÚSICA: Si yo el Maestro…, Quien quiera saber vivir…)

(Catequistas y dirigentes lavarán los pies a todos los chicos).

ANIMADOR/A 2 :  Otra pista que hace que no te pierdas es el AMOR.

SACERDOTE:  Lectura de Jn 13, 34-35 (El mandamiento del amor), Lc. 15, 20. Breve homilía.

ANIMADOR/A 1: En este camino nunca vamos solos, caminamos con otros, en comunidad. (CANTO)

ANIMADOR/A 2: Llegó el momento de poner en manos de Dios todo lo que tenemos en nuestro corazón. A cada intención decimos: JESÚS NOS BENDICE CON SU PAZ.

1.- Para que junto a nuestros pastores sigamos siendo testigos de tu Amor. Te decimos…

2.- Para que con paciencia, diálogo y respeto por las diferencias construyamos entre todos la paz. Te decimos…

3.- Para servir con alegría, especialmente a los que más sufren. Te decimos…

4.- Para amar sin medida como nos ama Jesús. Te decimos…

5.- Te damos gracias por todos los sacerdotes en su día y te pedimos que los sigas animando a entregar su vida como lo hizo Jesús. Te decimos…

ANIMADOR/A 1: Tengo una duda… ¿Y si de tanto caminar tenemos hambre?

ANIMADOR/A 2: Jesús lo tuvo en cuenta. Revivimos hoy su entrega como nuestro alimento, su Cuerpo y su Sangre, la EUCARISTÍA.

SACERDOTE: (lectura del Evangelio de Lc 22, 14-20). Breve homilía.

ANIMADOR/A 1: Jesús quiere quedarse con nosotros para alimentarnos. Compartiremos el pan, partiéndolo y pasándolo al que está a nuestro lado.

Reparto del pan y uvas.: los chicos parten el pan y lo van pasando.

ANIMADOR/A 2: Aquellos que ya recibieron la Primera Comunión nos acercamos a comulgar. (Los Ministros de la Eucaristía son convocados para este momento).

(CANTO)

ANIMADOR/A 1: Demos gracias a Dios por todo lo recibido y compartido, lo hacemos a través de la Virgen María, Mamá de Jesús y de todos, (entra la imagen  con 2 nenes que la sostengan). Rezamos un Ave María.

BENDICIÓN DEL SACERDOTE.

VIERNES SANTO

Celebramos la Pasión y muerte de Jesús. El momento de la entrega de su vida. Esta entrega por cada uno de nosotros nace de su infinito Amor.  Es una manifestación de cuánto nos ama. Jesús no se guardó nada para sí mismo. Por el contrario, dio su propia vida en la cruz para unirnos siempre a Dios. ¡Cómo dar gracias por tanto Amor!

Todos le decimos: NO TE DEJAMOS SOLO EN ESTE MOMENTO DE DOLOR Y DE AMOR. JESÚS NOS BENDICE CON SU PAZ.

GESTO: Podemos pedir con anterioridad que los chicos y familias lleven un papel con los nombres de aquellos familiares y/o amigos, vecinos que estén pasando un momento de dolor. Poner una canastita a los pies de la cruz para ponerlos.

VÍA CRUCIS PARA NIÑOS

Cada comunidad lo hará en el lugar y horario que crea más conveniente.

Cruz procesional.

Imagen de la Virgen.

Estampas para repartir.

Sonido.

Para llevar la cruz procesional y la imagen de la Virgen, los chicos pueden turnarse.

 

1ra. Estación: JESÚS REZA EN EL MONTE DE LOS OLIVOS.

Te adoramos Cristo y te bendecimos;

Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Escuchemos la Palabra de Dios: “Entonces Jesús les dijo: mi alma siente una tristeza de muerte. Quédense aquí, velando conmigo.” (Mt. 26, 38) Jesús sabía que iba a morir en la cruz, por eso reza pidiéndole fuerzas a Dios, su papá.

 Rezamos por los chicos que están tristes. Padre Nuestro. Ave María.

 

2da. Estación: JESÚS ES CONDENADO A MUERTE.

Te adoramos Cristo y te bendecimos;

Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Escuchemos la Palabra de Dios: "Pilato se lo entregó para que lo crucificaran..."  (Jn 19,16) Jesús, te uniste al dolor de todos aquellos chicos que son víctimas de la violencia.

Rezamos para que sepamos respetar la vida humana y rechacemos toda forma de violencia. Padre Nuestro. Ave María.

3ra. Estación: JESÚS CARGA CON LA CRUZ.

Te adoramos Cristo y te bendecimos;

Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Escuchemos la Palabra de Dios: «Jesús salió llevando la cruz, para ir al lugar llamado "De la Calavera o Gólgota».(Jn.  19,17) Que todos los que sufren sientan tu cercanía y que a través de su dolor se acerquen a Vos. Recordanos que los sufrimientos de cada día, aceptados con amor, salvan al mundo.

Rezamos por los chicos que sufren hambre, falta de amor, enfermedad, que no pueden ir a la escuela, que no pueden jugar. Padre Nuestro. Ave María.

4ta. Estación: JESÚS NOS REGALA A SU MAMÁ.

Te adoramos Cristo y te bendecimos;

Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Escuchemos la Palabra de Dios: “Junto a la cruz de Jesús, estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien Él amaba, Jesús le dijo: Mujer, aquí tienes a tu hijo. Luego dijo al discípulo: aquí tienes a tu madre.” Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa.” (Jn. 19, 25-27) En este momento de tanto dolor Jesús nos regala a su mamá, la Virgen María.

Rezamos pidiéndole a nuestra Mamá del cielo que nos regale su fortaleza para estar con los que más sufren. Padre Nuestro. Ave María.

5ta. Estación: JESÚS MUERE EN LA CRUZ.

Te adoramos Cristo y te bendecimos;

Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Escuchemos la Palabra de Dios. “Cuando llegaron al lugar llamado «del Cráneo», lo crucificaron junto con los malhechores, uno a su derecha y el otro a su izquierda. Jesús decía: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen»… Jesús, con un grito, exclamó: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». Y diciendo esto, murió. (Lc. 23, 33-34. 46) Nos arrodillamos, hacemos un momento de silencio. Jesús pide a Papá Dios que perdone a quienes lo matan. No comprendían que Su Amor es más fuerte y grande que el pecado y que la muerte.

Rezamos pidiendo a Jesús que sepamos perdonarnos unos a otros. Padre Nuestro. Ave María.

En este Viernes Santo, JESÚS NOS BENDICE CON SU PAZ en Su entrega total.

DOMINGO DE PASCUA

Es la Gran Fiesta de los cristianos, Jesús pasó de la muerte a la Vida. Papá Dios lo resucitó al ver el inmenso Amor de Jesús por nosotros. Ese Amor que hace que dé su Vida por vos, por mí, por nosotros, por todos. La oscuridad del pecado y de la muerte desaparece por la Luz de Jesús Resucitado.

Todos le decimos: ALEGRES Y AGRADECIDOS POR LA VIDA NUEVA QUE NOS REGALÁS. JESÚS NOS BENDICE CON SU PAZ.

GESTO: ¿Querés recibir este regalo?

Una opción es preparar un huevo de Pascua en papel maché que contenga corazones en papel y que lleven escritos actitudes/gestos de la Vida Nueva, por ejemplo, amar, escuchar, rezar, compartir, ser amable, jugar, sonreír, perdonar, acompañar, ayudar/servir, etc.. (https://youtu.be/_FTwFk-MZsA) Finalizada la celebración, romper el huevo de Pascua y que cada uno se lleve un corazón.

 

FIESTA DE LA MISERICORDIA

Fiesta para realizar el sábado/domingo siguiente a la Pascua

Esta fiesta la instituyó San Juan Pablo II y se celebra el segundo domingo después de Pascua. Es la fiesta de amor pleno de Jesús hacia nosotros, hacia todos los hombres.

Para ponernos en tema, recordaremos las palabras del Papa Francisco:

….La Cuaresma es un tiempo propicio para mostrar interés por el otro, con un signo concreto, aunque sea pequeño, de nuestra participación en la misma humanidad, por esto, queridos hermanos y hermanas, deseo orar con ustedes a Cristo en esta Cuaresma: "Fac cor nostrum secundum Cor tuum": "Haz nuestro corazón semejante al tuyo" (Súplica de las Letanías al Sagrado Corazón de Jesús). De ese modo tendremos un corazón fuerte y misericordioso, vigilante y generoso, que no se deje encerrar en sí mismo y no caiga en el vértigo de la globalización de la indiferencia.

Y San Juan Pablo II haciendo referencia a las letanías del Sagrado Corazón de Jesús nos dice:

"Corazón de Jesús - horno ardiente de caridad." 23 de junio, 1985

"Horno de caridad". El horno arde. Al arder, quema todo lo material, sea leña u otra sustancia fácilmente combustible. El Corazón de Jesús, el Corazón humano de Jesús, quema con el amor que lo colma. Y este es el amor al Eterno Padre y el amor a los hombres; a las hijas y los hijos adoptivos. El horno, quemando, poco a poco se apaga. El Corazón de Jesús, en cambio, es horno inextinguible. En esto se parece a la "zarza ardiente" del libro del Éxodo, en la que Dios se reveló a Moisés. Era una zarza que ardía con el fuego, pero... no se "consumía" (Ex 3,2).

Efectivamente, el amor que arde en el Corazón de Jesús es sobre todo el Espíritu Santo, en el que Dios-Hijo se une eternamente al Padre. El Corazón de Jesús, el Corazón humano del Dios-Hombre, está abrazado por la "llama viva" del Amor Trinitario, que jamás se extingue.

Por eso esta fiesta continúa la Semana Santa y la Pascua, continúa resaltando el amor misericordioso y apasionado de Jesús, su pasión por los hombres.

 CELEBRACIÓN DE LA PALABRA: esta fiesta podemos realizarla en el marco insustituible de la misa, pero la disponemos de esta manera para que, en caso de no contar con el sacerdote, podamos realizarla también.

Recordemos los pasos de una celebración:

MOTIVO FESTIVO: Fiesta de la Misericordia, del amor incondicional de Jesús, de su Corazón apasionado.

AMBIENTACIÓN: decoración, pondremos tantos corazones como podamos, lo terminaremos de hacer con los chicos presentes, corazones colgados por todas partes, pegados por las paredes, dispuestos por los bancos, por el piso, por el mantel del altar. Para colgarlos podemos utilizar tanzas o alambres y sobre ellos colgarlos. (tener preparada aparte, una imagen gigante del Sagrado Corazón)

Música de fondo (La confianza, hnas Carmelitas de Mar del Plata sobre el poema de Teresita de Lisieux)

Aromatizador para perfumar.

RECURSO PREVIO A LA PALABRA: una vez que terminamos de decorar todo, nos sentamos y nos preguntamos por qué habremos decorado todo así lleno de corazones. Alguien dirá que es el día de San Valentín, pero verán que no, que ya pasó. Luego dirán que es que mañana habrá un casamiento. Luego verán si tendrá algo que ver con la Pascua y por qué. Tal vez si hubo niños que   participaron de las actividades de la Semana Santa puedan aportar algo.

Después llamarán a dos mujeres, dos amigas que tienen algo para contar: Santa Margarita y Santa Faustina. Ambas le contarán cómo Jesús les mostró el corazón y les pidió que se lo cuenten a todo el mundo para que vean cuánto quiere a las personas, a todas las personas, y que eso se llama MISERICORDIA, algo que sólo Dios tiene, y tiene tanto que le desborda y lo puede compartir con nosotros, que más se tiene más crece, es imposible detenerlo, y que Jesús resucitado vive en nuestros corazones y allí con su corazón misericordioso quiere latir en el nuestro. Mientras dice esto traen la gran imagen del Sagrado Corazón o de Jesús  Misericordioso.

PALABRA DE DIOS:

"Tomen Mi yugo sobre ustedes y aprendan de Mí, que Yo soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para sus almas” Mt 11,29

“Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso” Lc 6, 36-38

ORACIÓN: aprendemos y cantamos Un corazón como el tuyo. (En www.vicarianiños,org.ar/música/misa arquidiocesana de niños/disco 10/canción 16).

Les contamos a los chicos que una manera de rezar para pedir tener el corazón como el de Jesús es decirle piropos que en realidad se llaman letanías, como éstas:

Corazón de Jesús, Templo santo de Dios,

Corazón de Jesús, Santuario de justicia y de amor,

Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor,

Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones,

Corazón de Jesús, en que están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia,

Corazón de Jesús, en que mora toda la plenitud de la divinidad.

Sugerimos pensar otras junto con los chicos y rezarlas.

ORACIÓN FINAL y compromiso:

 

¿Se comprometen a vivir con la alegría de querer a todos como Jesús nos quiere?

GESTO: Entonces vamos a pasar a mojarnos las manos con el agua nueva de la Pascua para tener las manos de Jesús, que dan, que consuelan, que acarician.


Oración de Semana Santa para los Colegios


A través de estas sugerencias y reflexiones intentaremos entrar en Jerusalén y seguir los pasos de JESÚS, será una semana intensa y rica en descubrimientos para cada uno de nosotros para vivenciar con gran Amor. Más que nunca debemos estar atentos, abrir bien nuestros ojos, nuestros oídos y nuestro corazón.


VIERNES PREVIO AL DOMINGO DE RAMOS

Motivación: A través de signos, gestos y reflexiones crear un clima recordando estos últimos años que no pudimos celebrar en comunidad.

Invitación para Domingo de Ramos:

Para las celebraciones, se podrán entregar invitaciones y olivo por niño. 

Materiales: En una mesa se prepararán diversos objetos, por ejemplo: una mochila con materiales escolares, cosas viejas, un plumero o trapo para limpiar, un ramito de OLIVO, LAUREL u otro.

Reflexión: Siempre preguntarles qué ven y contarles que esa mochila nos representa, estuvo arrumbada en algún lugar, se ensució, y hay que pasarle el plumero para volver a usarla. Tenemos que limpiarla, ordenarla y prepararnos para disfrutar el año.

Si comparamos esa mochila con nuestro corazón ocurre lo mismo, está lleno de situaciones que nos alejaron de Dios.

Hoy Jesús nos regala una nueva oportunidad. Él conoce nuestro corazón y nos invita a vivir un tiempo nuevo, ordenar nuestra mochila interior. Cada tanto tenemos que acomodarnos, actualizarnos y renovarnos, con cosas nuevas y un nuevo corazón.

Oración: Invitamos a todos a cerrar los ojos y ver a este Jesús que pasa por nuestras vidas, le pedimos que nos bendiga con su Paz.

  “JESÚS HACE NUEVAS TODAS LAS COSAS”.

Escuchamos “Apocalipsis 21,5”: “Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas”. 


LUNES SANTO

La Semana Santa es una semana muy especial, es para vivirla y contemplar a un Dios Bueno que se acerca y sufre, que vive y nos ama y nos deja su ejemplo a seguir.

Materiales: En una mesa se podrá preparar incienso con carbones químicos, que se encenderán previamente a la celebración para perfumar agradablemente el ambiente.

Reflexión: Vamos a acompañar esta semana a Jesús, nos vamos a dejar invadir con su perfume. Por eso, si cerramos los ojos la fragancia nos recuerda la presencia de Jesús, que aunque no lo vemos está con nosotros. 

Evangelio de San Juan 12,3: “Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos, y la casa se llenó del olor del perfume”.

Oración:  AMADO DIOS TE DOY GRACIAS POR ESTE DIA.

TE PIDO QUE ESTÉS SIEMPRE EN LAS PALABRAS QUE DIGO.

QUEDATE A MI LADO EN TODO MOMENTO.

BENDICE A MIS SERES QUERIDOS Y AMIGOS.

AMÉN.


MARTES SANTO

Reflexión: Hoy recordamos que muchas veces no somos fieles, al igual que ocurrió con Judas, seguidor de Jesús, lo traicionó.

Evangelio de San Juan 13, 33-36: “Hijitos, aún estaré con vosotros un poco. Me buscaréis; pero como dije a los judíos, así os digo ahora a vosotros un poco. Me buscaréis; pero como dije a los judíos, así os digo ahora a vosotros: A donde yo voy, vosotros no podéis ir. Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. Le dijo Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas? Jesús le respondió: Adonde yo voy, no me puedes seguir ahora; más me seguirás después”.  

También nosotros vivimos y reproducimos esa traición de Judas, cuando mentimos, no somos solidarios, no socorremos o ayudamos al necesitado.

En este día en especial rezamos por la Paz Mundial, haciendo énfasis en la guerra entre Rusia y Ucrania.


Invitamos a todos a cerrar los ojos, pedimos a Jesús por los que están solos, tristes, los que directa o indirectamente intervienen en esta cruenta guerra, para que él los ayude, acompañe y haga reflexionar.

Oración: “JESÚS TE QUIERO PEDIR QUE ME CAMBIES EL CORAZÓN,

QUE LO HAGAS COMO EL TUYO PARA DARME COMO VOS”.


MIÉRCOLES SANTO

Jesús nos invita a ser buenos con los demás, ayudar al otro cuando necesita, sin enojos ni peleas, compartir los juegos, el recreo, una merienda con amor, sin pedir nada a cambio.

Evangelio San Mateo 26, 14-22 o 26: “El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, cuando sacrificaban el cordero de la pascua, sus discípulos le dijeron: ¿Dónde quieres que vayamos a preparar para que comas la pascua? Y envió dos de sus discípulos, y les dijo: Id a la ciudad, y os saldrá al encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua, seguidle, y donde entrare, decid al señor de la casa: El Maestro dice ¿Dónde está el aposento donde he de comer la pascua con mis discípulos? Y él os mostrará un gran aposento alto ya dispuesto; preparad para nosotros allí. Fueron sus discípulos y entraron en la ciudad, y hallaron como les había dicho; y prepararon la pascua”.

Reflexión: Mañana ya no va a haber clases, dedicamos estos días para estar con Jesús… ¿Qué cosas van a pasar?

Jueves Santo: Jesús se reúne con los apóstoles, lava y seca sus pies como signo ejemplificativo para que ellos hagan lo mismo. Celebra misa. Nos deja el mandato de ser solidarios. 

Viernes Santo: Jesús es llevado preso, se burlan de él, lo juzgan y decretan su muerte. A las tres de la tarde muere crucificado.

Sus amigos sienten mucho dolor.

Sábado Santo: Es un día de silencio, donde acompañamos a Jesús y a María su Madre en su dolor.

Domingo, Pascua de Resurrección: Reflexionamos sobre la Resurrección de Jesús. Ese día compartimos, nos regalan un huevo de Pascuas, el huevo simboliza la vida, como ocurrió con Jesús, que al tercer día resucitó. ¡Es el día más feliz e importante para nosotros!

  

LUNES de “PASCUETA”


Materiales: Se realizará un cirio pascual (en cartulina), que puede contener caramelos en su interior, huevitos de chocolate, etc., lo más práctico sería una bolsa por grado para que todos los niños tengan su golosina.

Reflexión: Hoy estamos felices, Jesús nos entregó su vida. Nos regala Vida para vivirla junto a Él. Hoy cantamos Aleluya con el corazón lleno, nos regala su luz para no caminar en tinieblas.

¡¡¡Así como estamos contentos porque Jesús resucitó y vive, nos gusta compartir golosinas!!! Se abre el cirio simbólicamente de manera muy alegre y se reparten las bolsas de las golosinas por grados.

Evangelio de San Juan 8, 2: “Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él les enseñaba”.

Taller de los Abuelos


 “LA ORACIÓN DE LOS ABUELOS ES UN DON PARA LA IGLESIA Y LA SOCIEDAD HUMANA,SOBRE TODO PARA AQUELLA TAN OCUPADA Y DISTRAÍDA.”

    PAPA FRANCISCO



Queridos abuelos:

Les proponemos ser parte con sus nietos de dos momentos de Semana Santa. Compartir con ellos es renovar y refrescar nuestra Fe y volver a ver con ojos de niño su maravilloso mundo... el de la NIÑEZ . Les ofrecemos una breve explicación y gestos para hacer con ellos.


DOMINGO DE RAMOS

Jesús llegó a Jerusalén, que era la ciudad más importante , para celebrar LA PASCUA .Entró montado en un burrito, la gente lo recibió con alegría, cortaron ramas de olivo para saludarlo como a un REY y gritaban “HOSANNA”, que significa “VIVA “.

La gente se preguntaba quién era, por qué lo aclamaban y alababan tanto, y les respondieron que era EL MESÍAS, EL HIJO DE DIOS.

PARA COMPARTIR CON SUS NIETOS: Ir a la Parroquia el DOMINGO DE RAMOS para que vean la bendición de los ramos y vivan lo que ustedes le contaron. Pueden buscar juntos una rama de olivo o de árbol y llevarla para saludar a Jesús.


JUEVES SANTO

Jesús se reúne con sus amigos a cenar y celebrar LA PASCUA, fue la última cena con ellos. Antes de cenar JESÚS les lava los pies a sus discípulos y les pide que sean servidores los unos de los otros. En esta última cena Jesús comparte el pan y el vino que se transformarán en su cuerpo y sangre.

GESTOS PARA HACER CON LOS NIETOS: Pueden participar de la celebración para chicos de Jueves Santo en la parroquia más cercana. Mientras explican, pueden tener a mano los elementos que usó Jesús en la última cena: toalla, jarra, pan, vino, etc. También podrían hacer pan casero y compartir en familia.


VIERNES SANTO

Después de cenar con sus amigos, Jesús se fue a rezar al Monte de los Olivos y allí lo fueron a buscar los soldados para enjuiciarlo y condenarlo a muerte en la Cruz. Jesús cargó con la cruz en sus hombros, esa cruz en la que fue clavado.

                                     “JESÚS DIO LA VIDA POR TODOS NOSOTROS.”

GESTOS PARA HACER CON LOS NIETOS: Pueden participar del Vía Crucis en la parroquia más cercana. Pueden hacer en familia una cruz con maderas o ramas y una soga.


SÁBADO SANTO

Pilatos que era el rey de los judíos mandó a los soldados a cuidar el sepulcro donde pusieron el cuerpo de Jesús, ya que tenían miedo de que se lo llevaran de ahí. Los discípulos estaban tristes, fue un día de silencio y reflexión.

GESTOS PARA HACER CON LOS NIETOS: Pueden pasar por una parroquia para rezar un ratito y explicar que Jesús está muerto y lo acompañamos con el silencio, afecto y oración. Se puede encender una vela en casa y rezar.


DOMINGO DE RESURRECCIÓN

El domingo a la mañana, María Magdalena y otras amigas de Jesús, fueron al sepulcro a verlo. Cuando llegaron vieron que la piedra que cubría la entrada había sido corrida y que Jesús no estaba allí. Jesús se apareció a María Magdalena, quien al principio no lo reconoció, para decirle que había resucitado.  Ella salió corriendo a avisarle a los discípulos lo que había visto.

“JESÚS RESUCITÓ”

GESTOS PARA HACER CON LOS NIETOS :Pueden participar de una misa de Pascua en la parroquia más cercana. Regalar un huevo de Pascua. El huevo significa la nueva vida que comienza, la esperanza. 


“ESTA ES LA MISIÓN DE LA FAMILIA, HACER LUGAR A JESÚS, RECIBIRLO EN FAMILIA, EN LA PERSONA DE LOS HIJOS, MARIDO, ESPOSA Y ABUELOS, PORQUE JESÚS ESTÁ AHÍ.”

PAPA FRANCISCO

Educación emocional en la catequesis

 


¿Qué es la educación emocional? 

Si vamos a pensar sobre la Educación Emocional hablaremos de un proceso que potencia el desarrollo emocional como elemento indispensable para el desarrollo de la personalidad en forma integral. Vamos a definirla, entonces, como un camino en el que se busca desarrollar conocimientos y habilidades para que las personas puedan afrontar mejor las situaciones de la vida cotidiana, para estar mejor personal y socialmente. Para que esa persona, sea más plena.1

En criollo, sería trabajar para que los niños o los adolescentes (¿y por qué no los adultos?) con los que nos relacionamos se apropien de palabras, herramientas, estrategias para poder hacer frente a lo que viven a diario. Es ayudarlos a conectarse con sus emociones, ponerles palabras y expresarlas de la mejor manera posible dentro de los ámbitos en los que se desenvuelven. 

¿Por qué hablar de educación emocional en la catequesis? 

Y si bien en los últimos años esta idea se hace cada vez más presente en las instituciones educativas, se me ocurren varios motivos por los que no podemos renunciar a trabajar algunos contenidos de la Educación Emocional dentro de nuestros espacios de catequesis. 

  • Jesús nos quiere plenos: El núcleo central de nuestra fe es que Jesús vino a salvarnos. Nos quiere felices y quiere nuestra plenitud como hombres y mujeres. La Educación emocional viene a mostrarnos que este camino de felicidad, de plenitud, no sucede por azar. No es que algunos tengan la suerte de ser felices y otros no. Construir felicidad, ser felices por la convicción de que Dios nos ama aún en circunstancias adversas de la vida, es una habilidad que se desarrolló sobre la base de la fe, de la confianza, la autoestima y la fortaleza. Todos estos elementos pueden formar parte de un programa de educación emocional que tiene que ser abordado en nuestros trayectos catequísticos. 

  • La fe es un factor protector para situaciones adversas: siempre me pregunto ante tragedias de la vida, cómo hace la gente sin fe para superarlas. Cuando me enfrento a muertes de seres queridos, ante enfermedades largas y dolorosas, me doy cuenta de que mi fe me da la posibilidad de superar esas situaciones no de un modo infantil sino con la convicción del cielo, del reencuentro, de la entrega que da fruto. Confiar en que hay un Dios más grande que yo, que cuida, que sostiene, que acompaña, me da la tranquilidad de que no todo termina en mí. 

Muchos autores que han estudiado las emociones humanas hablan de que nuestra fe, nuestra espiritualidad y las prácticas religiosas y espirituales contribuyen al bienestar en salud mental al otorgar un propósito en la vida. Pero esto no sucede con el recitar de memoria los contenidos de nuestro credo, con participar de celebraciones que no tienen sentido alguno para mi vida; esto sucede cuando la fe madura en el corazón de la persona, cuando el vínculo con Jesús es verdadero, cuando las celebraciones se alimentan de mi cultura, de lo que vivo, de mis alegrías y mis tristezas. 

  • Nuestra formación en la fe tiene que contemplar una mirada integral: para que la experiencia del encuentro con Jesús que busca todo proceso de catequesis tenga profundidad, cale hondo y permanezca, tiene que involucrar todos los aspectos de la vida de la persona. Lo que aprendemos en la catequesis tiene que dialogar con lo que me pasa todos los días en la escuela, con lo que vivo en mi familia, en el club…y eso tiene que ser un aprendizaje para toda la vida. La catequesis, que en muchos casos es el comienzo de la vida dentro de la Iglesia para un niño, o bien, el regreso de los papás adultos que vuelven para educar a sus hijos en la fe, debe contemplar aspectos que entren en diálogo con las situaciones cotidianas. Jesús se enojaba, lloraba, celebraba fiestas y lo hacía de un modo plenamente humano; todas esas emociones son queridas y abrazadas por Dios. Esto también puede y debe ser educado. 

¿Y nuestra educación emocional? 

Sería preguntarnos, “¿y por casa cómo andamos?”. Estoy convencida que todos aquellos que colaboramos con la formación de otras personas (niños, adolescentes, adultos), desde el rol que sea (familiar, sacerdotes, docentes, catequistas) debemos cuidar nuestra propia salud emocional. 

En esto (como en muchas otras situaciones) no vale “haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago”. Entonces es necesario que nosotros también vayamos reconociendo en nuestras prácticas diarias, en nuestros vínculos y en nuestro modo de afrontar la vida,  algunas de las cosas que proponemos para nuestros chicos. 

De nada valdrá hablar de cómo reconocer nuestro enojo, de cómo expresar la alegría, si después nos ven siempre de mal humor, o si nunca nos ven reírnos o emocionarnos. En esto, como en todo, el ejemplo deja huellas más profundas que lo que podamos decir. 


Una primera propuesta: Reconocer las emociones en los días de la Pascua.

No se trata de buscar hacer cosas muy diferentes a las que trabajamos en nuestros encuentros de siempre, pero sí de darles una mirada que nos permita entrar en diálogo con las emociones. 

Una buena oportunidad puede ser ir haciendo foco en los relatos de los últimos días de Jesús y los sentimientos que se dejan ver. Poder poner a los chicos, a las chicas en el centro, pensar cómo se sentirían ellos si fueran los amigos de Jesús, si estuvieran en su lugar… Reconocer esos sentimientos para ponerles nombres, identificar en qué otros momentos ellos se sienten así y qué hacen cuando les pasa eso. Invitarlos a registrar a lo largo de la semana momentos en los que estén enojados, tristes y contentos, pudiendo reconocer las situaciones que causaron esas emociones y explicando qué hicieron luego. 

Esto puede servir para que en el próximo encuentro compartamos los modos en los que cada uno mostramos nuestra alegría, nuestro enojo, etc. Sin duda, puede ser un ejercicio para conocerlos más y para que entre ellos también vayan reconociéndose. Se puede volver a este ejercicio para aprender a ser empáticos. Pero esto lo dejamos para la próxima. 


1.  Vivas García, Mireya

La educación emocional: conceptos fundamentales

Sapiens. Revista Universitaria de Investigación, vol. 4, núm. 2, diciembre, 2003, p. 0

Universidad Pedagógica Experimental Libertador

Caracas, Venezuela


¡Jesús nos bendice con su paz! - Carta Editorial


Queridos lectores de la Revista de la Vicaría de Niños, Es un gusto volver a encontrarnos por este medio, que a partir de este número llegará en formato digital. Sabemos que los tiempos van cambiando, se hace difícil hoy mantener el formato en papel, pero queremos seguir ofreciendo esta ayuda, un aporte para la evangelización de la niñez. Nos llega a través de nuestras redes sociales el agradecimiento por el material que publicamos, de eso se trata, continuar compartiendo estas iniciativas, experiencias y testimonios en torno al trabajo pastoral con nuestros niños, niñas y adolescentes. 

En este número nos disponemos a vivir el tiempo fuerte de Semana Santa y Pascua. El título “Jesús nos bendice con la paz” hace referencia a la salvación que nos regala el Señor Jesús, él es la Paz verdadera, nos deja su paz y nos invita a trabajar por la paz, por la reconciliación de la condición humana, que herida por el pecado, busca caminos de redención. 

Como Iglesia particular que camina en la Ciudad de Buenos Aires hemos terminado el I Sínodo Arquidiocesano. Fue una experiencia del Espíritu Santo, ahora nos tenemos que animar a seguir caminando con el espíritu sinodal, juntos buscando la voluntad de Dios y discerniendo las propuestas para la evangelización, en el aquí y ahora que nos toca vivir.  

Precisamente, estamos viviendo tiempos muy difíciles, todavía no ha terminado la pandemia, sumando a esta dura prueba la locura de la guerra en Ucrania. Una locura que lleva ya miles de muertos, multitudes de gente desplazada que tienen que huir a otros países, niños que escapan de la guerra, personas vulnerables que no pueden moverse y perecen bajo el estruendo de las bombas y misiles. Parece una película, pero es la dura realidad, y ocurre hoy. La humanidad sufre la fuerza y el dominio de los poderosos, y siempre son los inocentes quienes llevan las de perder. Dios nos libre de una guerra mundial.

“Jesús nos bendice con la paz”, tenemos que pedir que esa paz bendita del Señor toque la conciencia y el corazón de quienes son los responsables de tantas guerras e injusticias en el mundo. Tenemos que trabajar por la paz, empezando por nuestros corazones. Ayudemos a que nuestros niños sean “mensajeros de la paz”, “mensajeritos” mejor dicho. Que sepan transmitir esa paz que nos dejó Jesús, que sepamos como catequistas darles la paz que no tiene fronteras ni condiciones sociales, la paz que se construye con nuestras obras buenas, con nuestro amor social, buscando la justicia. 

Quisiéramos ofrecerles este número digital como un regalo para la paz, pidiendo con humildad la bendición de la paz. Recemos con los elegidos del Señor, recemos mucho en este tiempo de Semana Santa y Pascua, y que Jesús nos bendiga con la paz.

Es nuestro deseo como Vicaría de Niños de la Arquidiócesis de Buenos Aires. 


Ernesto Giobando sj

Obispo Auxiliar de Buenos Aires

Vicaría de Niños.