domingo, 7 de marzo de 2021

JUEVES SANTO

 JUEVES SANTO

     Celebramos la última cena de Jesús. Esta comida pascual fue, para Jesús, el anticipo de su entrega salvadora en la cruz. Aquello que iba a realizar históricamente en la cruz, lo hace ritualmente en la cena de despedida.



LEMA: JESÚS, PASÁ Y BENDECINOS. En este Jueves Santo, le pedimos especialmente a Jesús que pase por nuestra vida y nos bendiga con su presencia. Presencia que se hace real en Su Cuerpo y Su Sangre y en la comunidad que vive con su mismo Amor. Nos comprometemos a compartirla con todos, y lo podemos hacer si amamos a los demás como Jesús nos ama.
     Sugerimos preparar una celebración especial para los chicos. El horario será elegido de acuerdo a las posibilidades de cada comunidad y debiera ser incorporado al programa y avisos de Semana Santa.

AMBIENTACIÓN DEL LUGAR
     Si se realiza en el templo, colocar elementos decorativos que permitan a los chicos “viajar” en el tiempo. Podemos despejar la zona cercana al altar, sacando los bancos y poner algunas telas o alfombras para sentarse.
     Si se realiza en un patio o salón, podemos decorarlo con tablón para la mesa, alfombras, tinajas, flores, velas.
     Prestar atención a los lugares del guía, del coro y del sacerdote para el uso de  micrófonos, si fuera necesario.
    Para la música, les recordamos que pueden consultar nuestra página www.vicarianiños.org.ar/música

ELEMENTOS A TENER EN CUENTA:
     Proponemos que el recordatorio que se lleven los chicos sea un pancito con un pequeño corazón.  Hay que decidir con tiempo si serán comprados o, podemos pedir ayuda a otros miembros de la comunidad, que pueden ser las familias de los mismos nenes, que nos ayuden a prepararlos.
    Preparar los panes grandes sin levadura y las uvas.
   Palanganas, jarras y toallas para el lavatorio de los pies.

GUIÓN SUGERIDO PARA LA CELEBRACIÓN
ANIMADOR/A 1: ¡Bienvenidos todos a seguir celebrando juntos la semana más santa del año! ¿Quiénes se animan a contarnos porqué es la ”semana más santa”? (Interactuamos con los chicos) ¿Quiénes recuerdan el lema? (Jesús, pasá y bendecinos.)

ANIMADOR/A 2: Hoy, Jueves Santo, Jesús tiene muchos regalos para darnos. Pero hay algo muy especial que abarca a todos ellos y es… Su Presencia. Durante la celebración, guiados por la Palabra de Dios y los gestos de Jesús, los vamos a descubrir. ¿Quién representa a Jesús en nuestra comunidad? (Esperamos que los chicos respondan). Recibimos al P. ….. para comenzar esta celebración.

ANIMADOR/A 1: Con el corazón renovado, vamos a prestar mucha atención para descubrir dónde está la Presencia de Jesús.
SACERDOTE: Lectura del Evangelio Jn 13, 1-14 (lavatorio de los pies). Breve homilía.
ANIMADOR/A 2: Descubrimos la presencia de Jesús en el SERVICIO. Vamos a revivir este gesto que Él nos dejó. (El sacerdote lava los pies a los 12 más cercanos y dirigentes y catequistas al resto de los chicos).
ANIMADOR/A 1 (finalizado el lavatorio de los pies): Hay más regalos para nosotros. ¿Dónde lo podemos encontrar a Jesús?
SACERDOTE: Lectura  Jn 13, 34-35 (El mandamiento del amor). Breve homilía.
ANIMADOR/A 2: Seguimos descubriendo a Jesús. Él está cuando amamos como Él nos ama. ¡Qué lindo vivir de esa manera! Jesús nos regala Su Amor.
ANIMADOR/A 1: Creo que nos podemos dar por satisfechos con todos estos regalos que nos dio Jesús.
ANIMADOR/A 2 (como interrumpiendo): No, estás equivocado/a. Jesús siempre tiene algo más para sus amigos y como nadie puede ganarle en generosidad, se regala a Sí mismo… Prestemos mucha atención.
SACERDOTE: (lectura del Evangelio de Lc 22, 14-20). Breve homilía.
ANIMADOR/A 1: Jesús siempre nos sorprende. Descubrimos Su presencia en el pan sencillo… Su vida pasa a ser nuestra vida. Encontramos a Jesús en la EUCARISTÍA.
Reparto del pan y uvas entre los chicos.
ANIMADOR/A 2: Demos gracias a Dios por esta celebración, rezando la oración que Jesús nos enseñó.
Padre Nuestro…
(Entra la imagen de la Virgen) Recemos a nuestra mamá del cielo que siempre está con Jesús y con nosotros. Dios te salve,…
ANIMADOR/A 1: Para finalizar, decimos juntos 3 veces el lema de esta celebración.
JESÚS, PASÁ Y BENDECINOS CON TU PRESENCIA.
ANIMADOR/A 2: Para tener presente a Jesús, para saber dónde lo encontramos siempre, vamos a llevarnos un pancito y un corazón. (Se reparten)
 Mañana acompañamos a Jesús en su camino a la cruz. Los esperamos…

JUEGO
ANIMADOR/A 1: Ahora, ¡vamos a jugar!. Nos vamos a reunir en grupos de a 8 ó 10 chicos. Cada equipo recibirá una cinta larga anudada que pueda pasar por el cuerpo de un chico.
Los chicos deben tomarse de las manos y formar una ronda cada grupo. Si no se conocieran, pueden presentarse.
Los catequistas /dirigentes repartirán 1 cinta por grupo y la colocarán entre las manos de 2 participantes. Esta cinta representa a Jesús. Como el lema de esta Semana Santa es JESÚS, PASÁ Y BENDECINOS, Esta cinta debe pasar por todos los chicos de la ronda sin que se suelten de las manos. De hacerlo, tendrán que volver a comenzar. El Amor es el que nos une, representado en nuestras manos agarradas y Jesús pasa y nos transforma en el Amor.
Finalizamos con una rica merienda compartida.

VÍA CRUCIS PARA NIÑOS

 VÍA CRUCIS PARA NIÑOS

Cada comunidad lo hará en el lugar y horario que crea más conveniente.
Cruz procesional.
Imagen de la Virgen.
Estampas para repartir.
Sonido.

Para llevar la cruz procesional y la imagen de la Virgen, los chicos pueden turnarse.





1ra. Estación: JESÙS REZA EN EL MONTE DE LOS OLIVOS.
Te adoramos Cristo y te bendecimos;
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
Escuchemos la Palabra de Dios: “Entonces Jesús les dijo: mi alma siente una tristeza de muerte. Quédense aquí, velando conmigo.” (Mt. 26, 38)

Jesús sabía que iba a morir en la cruz, por eso reza pidiéndole fuerzas a Dios, su papá.

Rezamos por los chicos que están tristes.
Padre Nuestro.
Ave María.

2da. Estación: JESÚS ES CONDENADO A MUERTE.
Te adoramos Cristo y te bendecimos;
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
Escuchemos la Palabra de Dios: "Pilato se lo entregó para que lo crucificaran..."  (Jn 19,16)
Jesús, te uniste al dolor de todos aquellos chicos que son víctimas de la violencia.
Rezamos para que sepamos respetar la vida humana y rechacemos toda forma de violencia.
Padre Nuestro.
Ave María.

3ra. Estación: JESÚS CARGA CON LA CRUZ.
Te adoramos Cristo y te bendecimos;
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
Escuchemos la Palabra de Dios: «Jesús salió llevando la cruz, para ir al lugar llamado "De la Calavera o Gólgota».(Jn.  19,17)
Que todos los que sufren sientan tu cercanía y que a través de su dolor se acerquen a Vos. Recordanos que los sufrimientos de cada día aceptados con amor, salvan al mundo.
Rezamos por los chicos que sufren hambre, falta de amor, enfermedad, que no pueden ir a la escuela, que no pueden jugar.
Padre Nuestro.
Ave María.

4ta. Estación: JESÚS NOS REGALA A SU MAMÁ.
Te adoramos Cristo y te bendecimos;
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
Escuchemos la Palabra de Dios: “Junto a la cruz de Jesús, estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien Él amaba, Jesús le dijo: Mujer, aquí tienes a tu hijo. Luego dijo al discípulo: aquí tienes a tu madre.” Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa.” (Jn. 19, 25-27)
En este momento de tanto dolor Jesús nos regala a su mamá, la Virgen María.
Rezamos pidiéndole a nuestra Mamá del cielo que nos regale su fortaleza para estar con los que más sufren.
Padre Nuestro.
Ave María.

5ta. Estación: JESÚS MUERE EN LA CRUZ.
Te adoramos Cristo y te bendecimos;
Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
Escuchemos la Palabra de Dios. “Cuando llegaron al lugar llamado «del Cráneo», lo crucificaron junto con los malhechores, uno a su derecha y el otro a su izquierda. Jesús decía: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen»… Jesús, con un grito, exclamó: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». Y diciendo esto, murió. (Lc. 23, 33-34. 46)
Nos arrodillamos, hacemos un momento de silencio.
Jesús pide a Papá Dios que perdone a quienes lo matan. No comprendían que Su Amor es más fuerte y grande que el pecado y que la muerte.
Rezamos pidiendo a Jesús que sepamos perdonarnos unos a otros.
Padre Nuestro.
Ave María.

En este Viernes Santo, JESÚS VIVE ENTRE NOSOTROS en la entrega total de su vida por Amor y en la esperanza puesta en la resurrección.
ACTIVIDADES EN INTERNET: PUZZLE VIERNES SANTO

VIA CRUCIS PARA NIÑOS

 

                              VIA CRUCIS PARA NIÑOS

                   ACOMPAÑAMOS A JESÚS EN EL CAMINO HACIA LA CRUZ





Señal de la cruz

1º ESTACIÓN: Jesús es condenado a muerte.

Jesús es llevado ante Poncio Pilato, que era un gobernador romano y quien lo condena a muerte por decir que es hijo de Dios.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

2º ESTACIÓN: Jesús carga la cruz.

La cruz era muy pesada, la cargó en su hombro, con toda su fuerza y amor por todos nosotros. Así inicia su camino hacia un lugar llamado Monte Calvario.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

3º ESTACIÓN: Jesús cae por primera vez.

La cruz era muy pesada y Jesús cae al suelo con ella. El peso de la cruz es por las cosas que a veces no hacemos bien.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

4º ESTACIÓN: Jesús se encuentra con su mamá María.

Su mamá María lo abraza con todo su amor y se puso triste como cuando nuestra mamá ve que algo nos pasa.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

5º ESTACIÓN: El Cireneo ayuda a Jesús a cargar la cruz.

Simón, el Cireneo, ayudó a Jesús a cargar la cruz y aliviar su cansancio y dolor.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

6º ESTACIÓN: La Verónica limpia el rostro de Jesús.

Una señora llamada Verónica, quiso refrescarle y secarle la cara a Jesús. Sin tenerles miedo a los soldados se acercó y lo limpió con un paño.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

7º ESTACIÓN: Jesús cae por segunda vez.

Jesús ya está muy cansado y se cae de nuevo, esta vez nadie lo ayuda.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

8º ESTACIÓN: Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén.

Se le acercaron unas mujeres, que al verlo a Jesús así se pusieron a llorar. Estaban muy tristes y Jesús hablando las consuela.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

9º ESTACIÓN: Jesús se cae por tercera vez.

Jesús se cae por tercera vez. Estaba muy cansado, la cruz le pesaba mucho y le dolía el cuerpo, pero por amor a todos nosotros se vuelve a levantar y continúa caminando.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO

 

 

10º ESTACIÓN: Jesús es despojado de su ropa.

Jesús llega al monte Calvario. Los soldados le sacaron su ropa y se la repartieron.  Jesús siempre en silencio aceptó todo.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

11º ESTACIÓN: Jesús es puesto en la cruz.

 A Jesús lo ponen en la cruz. Y a su lado a dos ladrones, uno a su derecha y otro a su izquierda.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

12º ESTACIÓN: Jesús muere en la cruz.

Junto a Jesús, al pie de la cruz siempre estuvo su mamá María y su discípulo Juan. Jesús nos deja a su Mamá María como madre nuestra. Y se va al cielo con su Papá Dios. El cielo se oscureció.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

13º ESTACIÓN: Jesús es bajado de la cruz.

Jesús es bajado de la cruz y su mamá María lo abraza y lo sostiene como cuando era pequeño.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

14º ESTACIÓN: Jesús es puesto en el sepulcro.

Un hombre llamado José, lo cubre con una sábana y lo pone en el sepulcro.

REZAMOS A NUESTRA MAMÁ DEL CIELO.

 

Para cerrar el VIA CRUCIS cantamos todos juntos una canción.

Vía Crucis


 Vía Crucis

Breve para niños

 

Introducción

Celebramos la Pasión y muerte de Jesús. El momento de la entrega de su vida. Esta entrega por cada uno de nosotros nace de su infinito Amor. Es una manifestación de cuánto nos ama. Jesús no se guardó nada para sí mismo. Por el contrario, dio su propia vida en la cruz para unirnos siempre a Dios. ¡Cómo dar gracias por tanto Amor! Quizás, el silencio que produce este misterio en lo más profundo de nuestro corazón es nuestra mejor respuesta.

Señal de la Cruz

 

Primera estación: Jesús es condenado a muerte.


Juan 19, 16: “Entonces Pilato se lo entregó para que lo crucificaran, y ellos se lo llevaron”

Jesús es traicionado por un amigo llamado Judas. Los soldados lo toman preso y lo llevan delante del gobernador, que se llama Pilato. Lo condena a muerte.

Es acusado injustamente, pero Él no critica, ni agrede. Nos enseña que el amor transforma los corazones.

Rezamos a nuestra  Mama del cielo.

 

 

Segunda estación: Jesús carga la cruz.

 


Juan 19, 17: “Jesús cargando sobre sí la cruz, salió de la ciudad para dirigirse al lugar llamado “del Cráneo”, en hebreo “Gólgota”.”

Para cumplir la condena, Jesús debe cargar una cruz muy pesada sobre sus hombros y caminar hasta el lugar llamado Gólgota. Lo hace por amor a todos nosotros, cargando nuestras equivocaciones.

Rezamos a nuestra  Mama del cielo.

 

 

Tercera estación: Jesús es ayudado por el cireneo.

 


Lucas 23, 26: “Cuando lo llevaban, detuvieron a un tal Simón de Cirene, que volvía del campo, y lo cargaron con la cruz, para que la llevara detrás de Jesús.”

Jesús empieza a tambalear por el peso de la cruz,  está muy lastimado y necesita ayuda. Eso nos enseña a amar, ayudar y servir a los demás.

Rezamos a nuestra  Mama del cielo.

 

Cuarta estación: clavan a Jesús en la cruz

 


Lucas 23, 33-34: “Cuando llegaron al lugar llamado “del Cráneo”, lo crucificaron junto con los malhechores, uno a su derecha, y el otro a su izquierda. Jesús decía: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. Después se repartieron sus vestiduras, sorteándolas entre ellos.”

Jesús en su momento de mayor dolor, perdona a todas las personas que lo golpean, y se burlan.

Rezamos a nuestra  Mama del cielo.

 

 

Quinta estación: Jesús y su madre.

 


Juan 19, 25-27: “Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: “Mujer, aquí tienes a tu hijo”. Luego dijo al discípulo: “Aquí tienes a tu madre”. Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa.”

Mientras  Jesús va caminando, su madre lo acompaña. Y no lo deja solo. Está al pie de la cruz, sufriendo y amando con Él. Nos regala a su mamá para que nos acompañe a todos nosotros.

Rezamos a nuestra  Mama del cielo.

 

 

Sexta estación: Jesús muere en la Cruz


Juan 19, 30: “Después de beber el vinagre, dijo Jesús: “Todo se ha cumplido”. E inclinando la cabeza, entregó su espíritu.”

Jesús entrega su vida por amor. Hace algo que cuesta mucho por los demás. Por eso, cuando vemos sufrimiento, nos acordamos de Jesús. Porque el amor es capaz de ganarle a la muerte y al dolor.

Rezamos a nuestra  Mama del cielo.

DOMINGO DE PASCUA

 

DOMINGO DE PASCUA



      Es la Gran Fiesta de los cristianos, Jesús pasó de la muerte a la Vida. Papá Dios lo resucitó al ver el inmenso Amor de Jesús por nosotros. Ese Amor que hace que dé su Vida por vos, por mí, por nosotros, por todos. La oscuridad del pecado y de la muerte desaparece por la Luz de Jesús Resucitado. Es el signo de la Vida Nueva que Jesús nos regala con su Resurrección. ¿Querés recibir este regalo?

    Sugerimos tener una caja de regalo o puede ser en forma de huevo de Pascua, con cartel en letras doradas que diga VIDA NUEVA. Junto a los chicos abrimos y el regalo será un corazón iluminado (con lucecitas o en tela muy brillosa o con lentejuelas). Ese corazón que estuvimos preparando durante la Cuaresma para llegar a este gran día, el día de la Resurrección de Jesús, es el de cada uno de nosotros. Jesús nos transforma el corazón para que iluminemos este mundo al que le falta Su Luz.

     Acompañamos a Jesús durante la Semana Santa y tenemos imágenes de cada uno de esos días. Las volvemos a contemplar para recordar lo que estaba escondido en ellas. Tenemos preparados carteles, preferentemente con letras doradas, SENCILLEZ (que corresponde al Domingo de Ramos), CERCANÍA (que corresponde al Jueves Santo), ENTREGA (que corresponde al Viernes Santo). Jesús nos fue anunciando cómo es esta Vida Nueva, una vida que se vive en la sencillez sin creernos más que los demás. Una vida que se vive siendo cercanos a Dios y a los hermanos, rezando y estando atentos a las necesidades de los demás. Una vida que se entrega por los otros, ayudando, haciendo el bien.

      El lema que nos acompaña es “Jesús da su Vida por mí.” Ahora nos toca a nosotros dar nuestra vida llena de Su Amor.


¡Feliz Pascua de Resurrección!

VIERNES SANTO

 

VIERNES SANTO



   Celebramos la Pasión y muerte de Jesús. El momento de la entrega de su vida. Esta entrega por cada uno de nosotros nace de su infinito Amor.  Es una manifestación de cuánto nos ama. Jesús no se guardó nada para sí mismo. Por el contrario, dio su propia vida en la cruz para unirnos siempre a Dios. ¡Cómo dar gracias por tanto Amor! Quizás, el silencio que produce este misterio en lo más profundo de nuestro corazón es nuestra mejor respuesta.

     Si hay una imagen que sintetiza todo es la cruz. El signo de la victoria sobre el pecado y del amor más grande que es dar la vida.

           Sugerimos contemplar con los chicos esta imagen u otra que prefieran para reflexionar sobre la ENTREGA.

  • ¿Qué sentimientos me produce ver a Jesús en la cruz?
  • Reflexionemos juntos sobre el lema de este año: Jesús da la Vida por mí.
  • Guardamos la imagen que nos seguirá “diciendo” cosas el día de Pascua.

JUEVES SANTO

 

JUEVES SANTO




     Celebramos la Última Cena. Jesús y los Apóstoles reunidos como amigos compartiendo una cena que no era una más sino la última antes de la Pasión. Nadie ni nada le gana al Amor de Jesús por cada uno de nosotros. Hoy revivimos todo lo que nos dejó: la institución del servicio y de la Eucaristía junto al mandamiento del Amor. Él que es “el  infinito Amor” nos da su mejor legado.

     En su época, dado que los caminos eran de tierra, se acostumbraba que los sirvientes de la casa lavaran los pies de quienes asistían a ella. Un trabajo de esclavos, un trabajo menor que no es indiferente para Jesús porque en ese gesto instituye el servicio como estilo de vida para sus amigos. Jesús es servidor de Dios y de los hombres. Con el gesto del lavatorio de los pies, Jesús resume todo el sentido de su vida. Una vida entregada por los demás. Nos da el ejemplo para que nosotros hagamos lo mismo con nuestros hermanos y nos dice que seremos felices si lo hacemos (Jn. 13, 17). Un servicio que se basa en el mandamiento del Amor: “Ámense los unos a los otros, como yo los he amado.” (Jn. 15, 12). Un Jesús que en el servicio se hace cercano a cada uno.

     Pero como dijimos, el Amor del Corazón de Jesús es infinito y quiso quedarse aún más cerca de todos. La Eucaristía nace de Su Amor. Quiso quedarse en el pan y en el vino, alimentos sencillos, simples.  Él puso en nuestras manos la posibilidad de realizar sacramentalmente el encuentro más íntimo, más fuerte, más profundo del hombre con Dios: se hizo nuestro alimento, capaz de saciar toda hambre, y satisfacer toda sed.   

         Sugerimos contemplar con los chicos las  imágenes, que puede ser ampliadas y pegadas en una cartulina, para ver la CERCANÍA de Jesús para con todos.

  • ¿Con quiénes está Jesús en ambas imágenes?
  • ¿Qué hace en cada una de ellas? 

     Guardamos la imagen porque nos seguirá “diciendo” cosas en el día de Pascua.