viernes, 14 de noviembre de 2014

Guión Pesebre Viviente 5

NAVIDAD

Guión Pesebre Viviente 6


UN REGALO PARA TODOS - Año 2010

Este pesebre es para toda la familia, no exclusivamente para los niños, pero nos pareció también bueno colaborar con estos eventos parroquiales en los que los chicos son protagonistas o bien porque son espacios y lugares que los robustecen en la fe y les alimentan la maravilla desde lo sagrado de la Navidad.
Tenemos un CD que preparó la Vicaría para Niños con canciones para Navidad y también les sugerimos las canciones grabadas del Padre Néstor Gallego, que son especiales para los chicos porque pueden cantarlas, tienen amor y humor, además ya viene armadito. Pero hay muchas canciones hermosas que han preparado importantes músicos de nuestra cultura como Alejandro Mayol que tiene un CD sobre un Pesebre criollo todo armado, así también como las canciones de la Cantata Mariana.
Utilizar canciones y coreografías resulta muy práctico porque no necesitamos actores ni demasiados ensayos. Además los gestos de la Navidad son casi silenciosos. Se pueden preparar estaciones similares a las que hacemos cunado preparamos el Vía Crucis, por ejemplo:

1. El Ángel visita a María (lo hacemos en el templo) una vez que está toda la gente dentro del templo, que se irá acomodando con música suave (podrían ser cantos navideños de religiosas que son tan bellos) así creamos clima. Luego apagamos todas las luces y con un reflector iluminamos a María que se encuentra leyendo la Palabra de Dios o haciendo alguna tarea doméstica. Pensamos un breve relato e inmediatamente iluminamos con otro reflector al ángel o simplemente usamos la luz para simbolizar al ángel.
Para dar una idea de los relatos, podría ser: “Una vez el silencio era tan grande que se escuchaban a los ángeles” y luego la lectura evangélica. El relato que sigue lo hacemos con música, en la Cantata Mariana también encontramos canciones hermosas.

2. Salimos del templo y vamos todos juntos a la casa de Isabel, esto puede ser en una casa de una vecina generosa que tenga balcón o terraza para hacer la siguiente escena, en caso que no esté iluminado llevamos el reflector e iluminamos nosotros, no se olviden de llevar sonido, una camioneta con bocinas en la que pueda conectarse el grabador para pasar la música. De la misma manera, leemos el relato bíblico y podemos en esta estación hacer intenciones para que aprendamos a servir mejor. Música.

3. Luego en una esquina podemos hacer el casamiento de María y José, como es un matrimonio judío sería bueno buscar músicas hebreas, llevarlos en andas sentados en sillas y hacerles entre todos una ronda alrededor. En el relato tenemos que rezar por todas las familias.

4. Ahora vamos golpeando puertas, que previamente tendríamos que avisar en las casas que nos contesten mal, que no nos quieran abrir o que contesten detrás de la puerta. Quien vaya guiando va nombrando lo que va sucediendo. Primero irá el relato bíblico mientras vamos caminando y luego el relato de lo que sucede haciendo una comparación con lo que pasa todos los días con la gente indigente. Las intenciones serán por ellos, por los chicos y por todas las personas que tienen que pedir y por todos los que permanecemos indiferentes a ello. Termina el cuadro con la persona que los lleva al Pesebre.

5. Pesebre: preferentemente en la plaza o en un lugar público, si no se puede en el templo, o en la puerta del Templo, o donde quieran, (sería bueno la colaboración de todos, por ejemplo la  construcción del establo pueden hacerla el grupo scout, los papás de los chicos serán personajes, reyes, pastores, los jóvenes serán María y José, del sonido también pueden ocuparse los papás, de los adornos las mamás, de la confección de túnicas los grupos de tercera edad, Apostolado de la Oración, Legión de María de adultos). Pero volviendo al pesebre, una vez que se acomodan, relato bíblico y canción de nacimiento.

6. Canción y baile de los ángeles (con relato previo).

7. Canción de cuna de María.

8. Canción para los pastorcitos (aquí podemos usar varios temas musicales y hacer intervenir a todos los chicos y a toda la gente para que la fiesta sea más linda). En este momento podemos realizar el gesto solidario que hayamos organizado.

Si bien éste es un pesebre muy tradicional, nos parece importantísimo recuperar los símbolos cristianos tan antiguos y bellos que el mismo San Francisco consideró fundamentales. Vivir un Pesebre es participar del “ya” de la salvación, es un sacramental, por eso no importa el trasladarse en el tiempo, al contrario, es el deseo íntimo de cada uno, haber estado ese día allí, ser parte de misterio tan grande.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario