jueves, 23 de abril de 2015

Revista de Pentecostés: Oración para los colegios

PARA LA ENTRADA O SALIDA DEL COLEGIO


Vamos a prepararnos a lo largo de esta semana para la fiesta de Pentecostés. Podemos hacerlo teniendo listo un dibujo similar al que se presenta en el afiche enviado desde la vicaría, solo con la representación del Espíritu Santo y la bolsa que trae con sus dones. Si lo hacemos así, pegaremos los distintos dones de modo que los chicos no los vean y al despegar cada caja, develemos la incógnita y aprendamos y recemos sobre ese don. O podemos tener preparada una caja, de la cual podemos ir sacando los distintos dones para ir juntándolos a lo largo de la semana. Sería conveniente, a modo de contar con un elemento más, preparar una ficha que con el E.S en el centro y las siete cajas alrededor, los chicos puedan pegar en sus cuadernos de catequesis e ir completándola a lo largo de la semana con el don que descubrimos durante la oración.

Solo el primer día y el último leeremos la palabra de Dios.
Para iniciar leeremos Isaías (Is 11,2-3)

Sobre él reposará el espíritu del Señor: espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de fortaleza, espíritu de ciencia y de temor del Señor –y lo inspirará el temor del Señor–.Él no juzgará según las apariencias ni decidirá por lo que oiga decir:

y para el último día, el texto de la primera carta a los corintios. (1Cor12,7-10)

En cada uno, el Espíritu se manifiesta para el bien común. El Espíritu da a uno la sabiduría para hablar; a otro, la ciencia para enseñar, según el mismo Espíritu; a otro, la fe, también en el mismo Espíritu. A este se le da el don de curar, siempre en ese único Espíritu; a aquel, el don de hacer milagros; a uno, el don de profecía; a otro, el don de juzgar sobre el valor de los dones del Espíritu; a este, el don de lenguas; a aquel, el don de interpretarlas. Pero en todo esto, es el mismo y único Espíritu el que actúa, distribuyendo sus dones a cada uno en particular como él quiere.

Primer día:
Los dones de Sabiduría y entendimiento
Iniciamos leyendo el texto de Isaías y buscamos en el dibujo o la caja que hayamos preparado los dones para este día Sabiduría y Entendimiento.
La Sabiduría será el don que el Espíritu nos regale para que podamos aprender a mirar todo con los ojos del corazón, esa mirada que es muy profunda y que descubre lo esencial. Vemos las cosas como las ve Dios.
El Entendimiento va a ser aquel don que nos permita descubrir todo lo que Dios quiere de nosotros.
Pidamos juntos poder recibir estos dones.
Señor Jesús
vos nos envias tu Espíritu de Amor
que nos regala tu Sabiduría y Entendimiento.
Que al recibirlos, podamos descubrir siempre
todo lo que nos querés decir
y reconocer lo que es importante
para nuestro corazón. Amén




Segundo día:
Los dones de Temor de Dios y Piedad
Hoy recibimos el don del Temor de Dios, don que nos permite acercarnos a Dios con cariño y mucha confianza para que podamos hablarle sencillamente y entregarle toda nuestra vida.
El don de la Piedad, nos invita a descubrirnos que es muy lindo comunicarnos con Dios por medio de la oración y los encuentros comunitarios.
Recemos juntos para recibir estos dones.
Vení Espíritu Santo,
llená nuestros corazones,
danos el fuego de los dones
del Temor de Dios y la Piedad,
para que con nuestra oración
podamos llenar nuestra vida
con el amor que el Padre del cielo
nos regala. Amén


Tercer día:
El don de Ciencia
Con este don, te descubrimos Señor, desde las cosas y reconocemos Tú huella en la creación. Encontramos también, en los avances obtenidos por el hombre, que los inspiraste para alcanzarlos.
Recemos juntos.
Danos Señor, el don de la Ciencia
para que descubramos siempre tu mano creadora
y ayudanos a ser, con Vos cocreadores
que buscamos, por sobre todo,
el bien común con los logros alcanzados. Amén

Cuarto día:
El don de Fortaleza
¿No les pasó que en algunos momentos no nos animamos a hacer algo, porque tenemos miedo? ¿O frente a una dificultad, nos “achicamos” y no la enfrentamos? ¿O porque estamos muy cómodos, como estamos, preferimos no hacer nada? El don de Fortaleza, viene a darnos esta ayuda. Nos inspira para que nos animemos, para que vayamos hacia adelante, para que afrontemos las dificultades y las superemos.
Recemos juntos.
Ante las dificultades: Danos tu don de Fortaleza
Ante los miedos: Danos tu don de Fortaleza
Ante la comodidad: Danos tu don de Fortaleza.
Cuando no tenemos ganas: Danos tu don de Fortaleza
Ante la adversidad: Danos tu don de Fortaleza.

Quinto día:
El don de Consejo:
Escuchar atentos, dar un buen consejo, tener una palabra oportuna, tomar buenas decisiones, corregir, alentar, son todas acciones que nos reclaman estar pensando en nuestros hermanos y querer ofrecerles lo mejor. Ante esto, el Espíritu Santo no nos deja solos, y nos concede este don del Consejo, con el cual nuestro corazón se anima a brindarse a los demás.
Recemos juntos.
Que tu Espíritu de Consejo nos conceda:
estar atentos, para escuchar;
dispuestos, para ofrecer una palabra;
generosos, para alentar;
valientes, para corregir;
prudentes, para tomar buenas decisiones:
desinteresados, para pensar siempre en el bien de todos.
Amén.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario